Getty Images
Soe Kabbabe
June 19, 2015 AT 05:29 PM EDT

Como si necesitáramos otra razón para amar México. Hace poco más de 15 años, en el país azteca se “inventó” la llamada Hieloterapia, una técnica capaz de -escucha bien- derretir la grasa de tu cuerpo por medio del frío haciendo que pierdas peso y tallas rápidamente. Lejos de las creencias comunes donde el calor y el vapor son una de las armas infalibles para adelgazar, la terapia a base de cubitos de hielo te aporta beneficios desde la primera sesión y lo mejor es que lo puedes hacer tú misma en casa sin problemas.

FOTOS: Rutinas de ejercicio de las famosas

Varias estrellas han confesado que utilizan cubos de hielo en su rostro para reafirmar y nutrir. Y tiene sentido. De acuerdo con nuestra investigación, la hieloterapia ayuda a acelerar los vasos sanguíneos y la circulación, además de devolverle la firmeza y elasticidad a tu piel. Funciona porque el frío, combinado con otras “pociones”, tonifica la zona de manera natural y paulatina. De hecho, se recomienda para mujeres que apenas han dado a luz por su efectividad y rapidez. Las áreas preferidas para la hieloterapia son la pancita o parte baja del abdomen, los senos, el cuello, las bolsas de los ojos y pómulos. También se indica para personas que busquen eliminar la celulitis por completo.

FOTOS: Famosas que moldean sus cuerpos con fajas

Si pensaste que sólo con ponerte hielo, vas a tener un cuerpo a la Ninel Conde, estás muy equivocada. Cuando el tratamiento se realiza en clínicas de belleza o spas, los profesionales usualmente utilizan una mezcla potente de hierbas y aceites puros que aceleran el proceso, entre ellos la menta, el café, la hiedra, té verde o yerba mate y romero. Claro, todo va a depender de donde lo apliques. Hoy en día encuentras técnicas de hielo para las estrías, para las arrugas, para lograr un vientre plano, etc., y una vez que congelas la bolsa de gel o plástico, estará lista para ser colocada en cualquier zona que desees.

RELACIONADO: 5 tips para tener un abdomen plano sin hacer ni un abdominal

Me llama la atención que el tratamiento sí funciona. Es posible despedirte de una pulgada luego de la primera sesión y, si lo combinas con una dieta saludable y ejercicios, los resultados se elevan al siguiente nivel. Otra gran ventaja es que no es costoso como los masajes linfáticos. Las más aventadas le sacan partido a la técnica haciéndolo desde casa, porque la verdad no es difícil. Eso sí, al principio lo verás como una tortura pero para ser bella, hay que ver estrellas, ¿o no?

REGÍSTRATE AQUÍ PARA RECIBIR NUESTRO BOLETÍN

You May Like

EDIT POST