People en Espanol logo

Manténgase conectado

Suscríbete

Anúnciate con nosotros

Más

Skip to content

Article

Gloria Trevi

Publicado

Getty Images

La cantante hispana más controversial y vital del momento se llama Gloria Trevi. A los 37 años parece que ha vivido toda una vida y, sin embargo, empieza ahora. Su rostro es más fresco, sus facciones más definidas; su pelo sigue suelto, pero no revuelto; sus medidas 90-60-90 la hacen espectacular. Cerca de cinco años en la cárcel transformaron su vida para bien. Salió de allí directo al estudio de grabación para crear, con sus canciones recién compuestas, el disco que ya ha vendido alrededor de 200,000 copias. Salió en su gira llamada Trevolution que muestra a una mujer nueva hecha con lo mejor de antes y de ahora. Y, aunque más madura y esperando su tercer hijo, todavía sigue siendo la niña rebelde e irreverente que tuvo al público a sus pies. ¿Cómo fue el primer contacto con la gente al salir de la cárcel?
Iba yo vestida de blanco. Había como un kilómetro de carros tocando el claxon. Yo parecía una novia que pasaba.

¿Qué hiciste al llegar al hotel?
Llegué con mi novio, me di un baño de burbujas y me preparé para al día siguiente tomar un avión y encontrarme con mi hijo por primera vez en su vida en libertad.

¿Ésa fue la primera intimidad con tu novio?
No quiero que la gente piense que estuve gozando, pero no puedo decir que no lo hice. Poquito antes de conseguir mi libertad conseguimos un permiso para estar juntos. Gracias que me dieron permiso porque ya arañaba las paredes.

Dime algo que no volverías a hacer.
Depositar todos mis bienes, toda mi confianza, todo mi amor, en una persona.¿Podrás volver a amar de la forma que amaste?
¡No, ni quiero! Antes, nada más sabía dar.

¿Cómo te sentiste con el problema legal de tu novio?
Yo en la cárcel primero, mi hijo nació en la cárcel, varias de mis mejores amigas en la cárcel, y luego él. Pensé que era el destino. El día que me muera voy a ser la santa de los presos. Me van a hacer una estampita como Sor Presa.

¿Qué le dijiste?
Se estaba quejando. ¡Ay!, le dije, ya quisiera yo que en Brasil me hubieran tratado como a ti en Estados Unidos. Lo único que te voy a pedir es que si se te cae el jabón al suelo, déjalo, no lo levantes..

¿Fingirías que es tu novio para lograr una imagen adecuada?
A mí me vale madre. Ando con él porque lo quiero y él me quiere a mí.

¿Te sientes una mujer nueva?
Algo de la nueva y algo de la de siempre.

¿Qué aprendiste?
Aprendí a celebrar la Navidad en la cárcel, el cumpleaños, a cantar y amar en medio de la tempestad. Si tú aprendes a reír en la desgracia, después tu carcajada sale más sincera. Yo lloré lo que se llora en 80 años. Pero me falta gozar lo que se goza en 80 años.