Lena Hansen
August 10, 2015 AT 04:52 PM EDT

Aunque se encuentra en medio de la gira de su nuevo disco El Amor, Gloria Trevi no deja de pasar tiempo con sus hijos.

“No hay mucho tiempo para descansar porque también tengo que ser mamá. No quiero ausentarme de mi casa más de seis días”, cuenta la artista, quien viaja a su hogar en Texas cuando tiene días libres entre presentaciones.

FOTOS: 10 looks cool sobre el escenario

La mexicana de 47 años admite que es una perfeccionista. “Siempre, antes de salir al escenario, tengo ese sentimiento de que todo salga perfecto, que la luz, el vestuario, que esté todo en la nota, en el tono. Me ha pasado de todo. Tanto salir y que todo salga mal, como salir y que todo salga perfecto”, asegura. “Una vez, el primer día de una gira, las pantallas, las secuencias, parecía que todo se caía a pedazos. Cuando eso sucede, se me cae la cresta, entonces le echo ganas para levantarme. Mi carácter es así”.

Ese carácter fuerte lo vierte en el personaje de Mr. Trevi, al que encarna en los conciertos de esta gira vestida de hombre. “Mr. Trevi es muy apasionado, medio irónico. Es fuerte, es el hombre de la fantasía de muchas. Cuando sale Miss Gloria es más divertida, loca, relajada, muy entregada”, dice.

VIDEO: Mira el clip de “Las pequeñas cosas” de Glora Trevi

Y es que en este disco explora el lado femenino y masculino del amor. “El disco está dividido en lado A y lado B. El lado A es de la manera en la quiero ser amada. Entonces ahí tu ves ‘Como yo te amo’, así es como quiero ser amada”, admite. “Pero cuando escuchas el lado B, el de Miss Gloria, mi manera de amar como mujer es mucho más vulnerable, más ‘Vestida de azúcar’, más ‘Con los ojos cerrados’. Dejo de pensar mucho en las consecuencias. Soy muy incondicional”.

Incondicional también es como madre de Angel Gabriel, de 13 años, y Miguel Armando, de 10, aunque les pone disciplina. “Yo me llevo muy bien con los niños, pero ellos saben que cuando yo digo ‘no’ es super definitivo. Tengo un ‘no’ que es un quizás, pero ellos saben cual es el tono de ‘no y ya sabes que mejor no insistas’”, comparte entre risas. “Yo hablo mucho con ellos. Es importante escuchar. Muchas veces el niño quiere decir algo y dices: ‘No, porque yo digo’. Si el niño te quiere dar una razón, escúchalo”.

REGÍSTRATE AQUÍ PARA RECIBIR NUESTRO BOLETÍN

You May Like

EDIT POST