Scott Teitler
Joselly Castrodad-Sánchez
February 23, 2005 AT 10:25 AM EST

Como su limitado dominio de las computadoras no era un secreto, Giselle Blondet sabía que aventurarse a escribir su libro, Con los pies en la tierra, sería una hazaña técnica. “Pasé mucho trabajo porque se me borraba [el texto]”, recuerda la actriz y animadora de televisión de las horas que pasó tecleando sus vivencias. “Pero como soy buena capricorniana, cuando me propongo algo, no importa el trabajo que me cueste, yo sigo para delante” .

Si bien es cierto que nunca había dedicado tanto tiempo a la escritura, la determinación para hacerlo la tenía bien desarrollada. Años antes, Blondet había rechazado el protagónico de la telenovela argentina María de nadie y el recuerdo de esta oferta desaprovechada aún estaba presente. “Por algo Dios te pone proyectos en el camino”, añade. “Cuando surgió la oportunidad de escribir, dije: ‘Giselle, lo tienes que hacer’ “.

Por lo visto, éste no sería el último reto profesional que le tenía guardado el destino. Tampoco sería la última vez en que la popular presentadora de Despierta América (Univisión) tendría que probarse en un nuevo ámbito. Tras casi ocho años de haber cambiado la actuación por la animación la artista puertorriqueña debuta como la sola presentadora del programa Historias para contar, a transmitirse también por Univisión en horario estelar nocturno a partir de marzo. “Giselle tiene la combinación necesaria con su experiencia como actriz y como conductora”, afirma el famoso Don Francisco, Mario Kreutzberger, creador del concepto y productor de Historias. “Es una reconocida profesional de alto nivel”.

Y aunque esta vez el estar frente a las cámaras no represente para ella un experimento en su haber tecnológico, Blondet tendrá que pulir las destrezas adquiridas a lo largo de sus veinticinco años de trayectoria artística. Los segmentos iniciales de Historias para contar están basados en la dramatización de algún evento significativo en la vida de los invitados de esa noche, ocasión en la que Blondet participará como actriz. La segunda parte del programa constará de entrevistas en la que los invitados contestarán las preguntas de Blondet sobre sus experiencias. “Soy una aprendiz de periodista”, confiesa la artista de 39 años. “Es un cambio radical que me va requerir un gran esfuerzo”.

Una transición que envuelve cierto riesgo. Sus allegados, sin embargo, apuestan a ella. “Es extraordinario que tenga el valor de dejar un programa exitoso como Despierta América“, observa el periodista Jorge Ramos, “para comenzar uno en el que va a tener que trabajar para sacar adelante. Eso dice mucho de su espíritu aventurero”.

Pero encarar este nuevo reto y salir a flote no es materia desconocida para Blondet, quien se ha destacado en una variedad de facetas del mundo del entretenimiento.Antes de iniciarse en el ambiente artístico en Puerto Rico a los 14 años con la telenovela Ariana, Blondet ya había sido modelo infantil mientras estudiaba en la Escuela Libre de Música en San Juan. Con el apoyo de su madre, Alba Gómez, que la llevaba del colegio a los estudios de grabación de Telemundo y no la perdía de vista, Blondet se convirtió en la favorita de productores y directores. “Giselle fue de las protagonistas más jóvenes”, asegura Gómez al recordar el éxito de su hija en melodramas como Modelos S.A., Rojo verano, Julieta, Viernes social, La verdadera Eva y Cantaré para ti, entre otras.

Sus roles televisivos como actriz dieron paso al teatro y contribuyeron a su diversificación profesional. A principio de los noventa, cuando la comunidad artística en Puerto Rico comenzaba a experimentar una crisis de desempleo, Blondet comenzó a viajar a Miami para participar en el segmento de “Las alegres mentirosas” del programa Sábado gigante. Su contrato de exclusividad con la cadena Univisión para formar parte de Despierta América no se hizo esperar.

Lea esta historia completa en la última edición de PEOPLE EN ESPAÑOL que ya está a la venta.

You May Like

EDIT POST