Mezcalent
People Staff
September 19, 2011 AT 01:10 PM EDT

Desde su comienzo la segunda noche Mira quién baila (Univisión) encendió la pista con altas presentaciones, ejecuciones mediocres y uno que otro chismecito. Al final de la noche, el telón cayó sobre Stephanie Salas y Geraldine Bazán quienes fueron sentenciadas para eliminación.

La audiencia suspiró cuando Adamari López se acercó al rostro de su pareja y le plantó un beso al culminar un sensual y perfectamente coordinado tango que, por supuesto, logró el aval de los jueces. Priscila Ángel bailó el rocanrol de “Big Girls Don’t Cry” pese a la pérdida dolorosa de su abuelita esa semana y Alejandro Chabán continuó su pataleteo, esta vez con el juez Horacio Villalobos quien no quedó muy feliz con su desempeño.

Blue Demon Jr. conmovió a sus compañeros al confesar, por alguna razón, que cuando pequeño su madre adoptiva lo encerraba en una caja mientras iba al trabajo.

La noche no estuvo exenta de controversias. Salas se negó a bailar al son de una canción del papá de su hija, el cantate Luis Miguel, y pidió a la producción que la cambiase. Su presentación, según los jueces no impresionó al igual que la de Bazán, quien ya fuese advertida la semana anterior que tenía que soltar las caderas.

Con las caderas tiesas la novia de Gabriel Soto y la disgustada de Salas se enfrentan a ser eliminadas por el público.

You May Like

EDIT POST