Orlando García / JPI Studios
Lena Hansen
February 10, 2009 AT 11:10 AM EST

Contando los días para que nazca su hija están Geraldine Bazán y Gabriel Soto. People En Espanol.com habló en exclusiva con la pareja de actores mexicanos, que se mostró muy emocionada con la pronta llegada de su primogénita, a quien llamarán Elissa Marie. Y, aunque el parto está pautado para el 19 de este mes, pero según Bazán, sus doctores le avisaron que podría nacer antes.

“En realidad ya la nena está completamente formada, está en su peso ideal. Estamos sólo esperando que a ella se le de la gana nacer”, bromeó la actriz de 26 años, quien nos reveló espera tomarse un año de descanso para estar con su hija en casa antes de regresar a las telenovelas.

Quien se mantendrá trabajando es Soto, de 33 años, quien comienza a grabar en marzo la película La casa de las sanaciones en México y tiene dos ofertas para protagonizar telenovelas este año. Pero en medio de sus compromisos aprovechará cada momento para pasarlo junto a su beba. “Yo ya deseaba tener una niña, tener una familia”, declaró el actor. “Nos llegó de sorpresa hasta cierto punto, pero el tiempo de Dios es perfecto y creo que llegó justo en el momento que tenía que llegar”.

Por lo pronto, la pareja, que lleva un año de relación, está aprovechando sus horas de sueño ya que ambos saben que la llegada de Elissa Marie traerá consigo noches de desvelo. Y para disminuir la ansiedad de estos días de espera, se van a caminar con su perrito, Sammy, por North Miami Beach, donde viven actualmente. También están tomando cursos prenatales para prepararse para el gran día. “Me da muchísimos nervios”, nos confesó Soto del parto, en el que estará presente. “Va a haber sangre, dolores, hospital, doctores y a nadie le gusta eso. Va a ser un momento de mucha tensión, de adrenalina, pero va a ser muy emocionante”.

Emocionante también fue para el protagonista de Querida enemiga poder cumplir la promesa de ponerle a su hija el nombre de su madre, Elisa, quien falleció a los 32 años de una severa gastroenteritis cuando el actor era sólo un niño. “Él va a ser súper consentidor”, dice la futura madre de su pareja como padre. “Lo van a manipular de una manera impresionante”.

¿Y habrá boda pronto? Soto nos dijo que no necesita un papel que le garantice la felicidad. “Yo creo que ya estamos casados”, anotó. “Ya vivimos en familia. El matrimonio es el día a día, es irle poniéndole a tu relación cosas positivas para que florezca”.

Por lo pronto, su mayor preocupación como padres primerizos es informarse para saber cómo afrontar los primeros cólicos o ataques de llanto de la pequeña. “El embarazo es una cosa y ya cuando nace es totalmente otra”, reconoció Bazán. “Lo tienes en tus brazos y es la felicidad absoluta”.

You May Like