Tomada del Twitter de Galilea Montijo
People Staff
October 19, 2010 AT 11:00 AM EDT

El noviazgo de Galilea Montijo y el doctor Jorge Krasovsky marcha tan bien que la pareja no sólo decidió que su boda será en los primeros meses del próximo año sino que están viviendo sus últimos días de soltería como dos tortolitos enamorados que aprenden mucho el uno del otro.

“Me siento por primera vez muy segura en una relación, él me da mucha calidad emocional, me ha enseñado muchas cosas como pareja, cosas que en su momento no las tomaba en cuenta”, declaró la conductora de televisión de 36 años al programa mexicano Vidas paralelas. “Estoy poniendo todo mi corazón y mi mente al cien por ciento y sé que él también. Me veo el próximo año casada, estamos pensando en marzo o abril”.

La también actriz aseguró que le gustaría que su matrimonio fuera un evento en el que estén todos sus seres queridos y sus grandes amigos y agregó que no desea algo convencional sino una boda en medio de la naturaleza. “Me gustaría que fuera en una hacienda o en una playa el próximo año”.

Y sobre los chismes y rumores que varios medios han publicado sobre su prometido y su anterior matrimonio, Montijo comentó que no les presta atención y que si a veces no sale a desmentirlos es por respeto a los hijos del cirujano plástico.

“El pasado de Jorge lo respeto muchísimo y el presente, que son sus hijos, aún más; y si nos hemos callado es porque son personas que merecen todo el respeto, no están dentro del medio y no merecen eso”.

La conductora del programa Hoy dijo también que otra de las cosas que admira de su novio es su rol como padre, pues siendo ella una mujer que creció sin una figura paterna, cuando ve a Krasovsky con sus hijos se llena de emoción.

“Al ver a la Galileita, a la niña que no tuvo papá y al ver esa parte de Jorge con sus hijos, me siento orgullosa de él”.

La ex reina de belleza también aseguró que aunque trata de ser abierta con la prensa, a veces no le ve mucho sentido a que publiquen cosas banales sobre ella y su aspecto físico con intenciones destructivas.

“Dicen, ‘pero mírala qué gorda está, pero ¡vele la celulitis!’ como si uno también quisiera verse así. Ojala fuéramos perfectos, a mí me encantaría ser perfecta, no lo soy. Tengo mis estrías, tengo mi celulitis, engordo de la noche a la mañana, enflaco de la noche a la mañana y eso es parte de ser humano y no le veo nada de malo a eso”, concluyó.

You May Like

EDIT POST