Mezcalent
People Staff
May 28, 2009 AT 10:00 AM EDT

Galilea Montijo y Roxana Castellanos pensaron que al hacer bailar en ropa interior al actor Sammy –quien padece de sus facultades mentales– frente a millones de espectadores, harían la mejor broma el pasado domingo en el programa Hazme reír (Televisa). Sin embargo, no fue así.

El público, así como el actor Rafael Inclán, quien fungía como juez del programa, se mostraron indignados por la broma.

“Galilea jamás quiso lastimar a Sammy ni avergonzarlo”, declaró una fuente cercana a Montijo. “Esa misma broma se la pudieron haber hecho hasta al mismísimo Alejandro Fernández”.

Según información de la fuente, Sammy y su gente autorizaron que se pasara la broma al aire, ya que en ningún momento el actor se sintió agredido. “Galilea está tranquila porque habló con Sammy y le pidió perdón”, dijo la fuente. “Es más, Sammy no se siente una persona con discapacidad”.

En cuanto a la molestia de Inclán, quien renunció al programa a raíz de la broma, Montijo dijo estar consternada, y aseguró que hará todo lo posible para que retome su puesto como jurado del programa. “No quiero problemas con el señor Inclán”, dijo Montijo, y la fuente agregó. “Gali es un buen ser humano, no le gusta estar metida en conflictos”.

Tal es el interés de Montijo de poner fin a esta polémica, que la conductora del programa Hoy (Televisa), está dispuesta a tomar un curso impartido por la Comisión de Derechos Humanos contra la discriminación. “Si es necesario Galilea tomará el curso”, aseguró la fuente.

En sí, este curso no sólo será impartido a la también actriz y a su compañera de conducción del programa Hazme reír, Roxana Castellanos, ya que según información de la fuente, las clases serán impartidas en todo Televisa, tanto a actores como ejecutivos. Las clases comprenderán no sólo temas como la discriminación, sino también problemáticas sociales como la violencia intrafamiliar y el abuso a niños, niñas y adolescentes.

You May Like

EDIT POST