Mezcalent
People Staff
June 17, 2011 AT 03:50 PM EDT

Como conductora, Galilea Montijo está acostumbrada a enfrentar retos y darle la cara a situaciones que hay que resolver sobre la marcha porque la cámara está grabando. Sin embargo, desde que empezó a conducir Pequeños gigantes (Univisión) –que comenzará a transmitirse este domingo 19 de junio a las 9:00 p.m– la visión de las cosas que pueden ocurrir en un programa de este tipo cambió, porque “estos enanos maravillosos se han convertido en mis grandes maestros”.

“Si delante de las cámaras te mueres con las ocurrencias que tienen, detrás de ellas es peor”, comenta entre risas la conductora de 38 años. “Ellos hacen conmigo lo que quieren. Me tratan como quieren. Me río mucho, me divierto y de verdad aprendo mucho. Con estos niños siento que de alguna manera se ha encendido en mí esa chispa que tienen los niños que los adultos perdemos”, reflexiona la también actriz. “Cuando crecemos estamos muy metidos en nuestra cotidianidad, en nuestros problemas y en las complicaciones de la vida diaria y se nos olvida hasta sonreír. Con los niños lo tienes allí, frente a frente. Es muy bonito ver tanta inocencia”.

Aunque a veces también las ocurrencias de los pequeños hacen que tanto a la conductora como a los jueces se les escape una carcajada. “No te imaginas los arranques que tienen. Sobre todo los capitanes de equipo. El cuadro de competidores lo conforman un capitán, una pareja de baile y un cantante y sobre todo los capitanes son capaces de soltar cada cosa que es para matarse de las risas”, comenta muy contenta la mexicana, quien dice que a pesar de tener experiencia tanto en la actuación como en la conducción, es esta última la faceta con la que se siente como pez en el agua.

“Disfruto mucho todas las cosas que hago, pero especialmente la conducción. Creo que esa es mi zona de confort, donde me siento más yo, más a mis anchas”, asegura a la vez que confiesa que su sueño es tener un programa que fuese una “mezcla entre Oprah Winfrey, Ellen DeGeneres y Tyra Banks. “Me encanta el estilo de las tres. Admiro mucho sus programas y bueno, soñar no cuesta nada”, dice con una risa pícara la guapa conductora, quien a la vez asegura que ya dejó de afectarle el hecho de que su vida privada se ventile constantemente en los medios de comunicación.

“Al principio me afectaba mucho, sobre todo porque la mayoría de las cosas que sacan son mentiras y son negativas. Pero depués de tanto años en esto, he aprendido a que me afecten menos. Ya no me duele tanto. Siempre he dicho que uno trabaja para el público y la gente no es tonta. Jamás he descalificado la inteligencia del público. Ellos saben qué medio miente y qué medio dice la verdad”, reflexiona la artista. “No te voy a decir que estoy totalmente immune porque uno es hija, amiga, nieta, compañera, pero ya no es como antes. Yo entendí que soy una persona con un trabajo público y de alguna manera eso hace que mi vida privada esté expuesta. Pero al final del día cuando uno está solo en su casa y está llorando o tiene un problema, o está enfermo quienes van a estar allí contigo son tus seres más queridos, los más cercanos. Así que lo demás debe importarte muy poco”.

Con una ilusión casi infantil, como la de sus pequeños concursantes, Montijo asegura que uno de sus grandes sueños profesionales es seguir creciendo como conductora y como “ya te dije, llegar a tener mi programa tipo Oprah”, pero en lo personal es más común: “Jamás he escondido que quiero ser madre. Quiero tener mi propia familia. Y quiero además combinar mi vida profesional con mi vida de hogar. Sé que es difícil porque tengo muchas compañeras que son mamás, pero no quisiera perderme la felicidad de compartir con mis hijos”.

¡Accédenos desde tu iPhone, BlackBerry o Droid en nuestro sitio móvil especialmente diseñado para tu celular!

You May Like

EDIT POST