Cortesía de Oswaldo Pisfil
Lena Hansen
February 17, 2009 AT 04:00 PM EST

Al enterarse de que recibiría la visita de la cigüeña, Gabriela Vergara casi se muere del susto. “No estaba en mis planes tener bebé”, admite la actriz venezolana de 34 años, quien asegura que se estaba cuidando con su pareja, de 28, para no salir embarazada. “Fue una sorpresa total”.

Su shock fue aún mayor el día que se realizó una ecografía y en vez de un feto moviéndose dentro de su vientre…¡vio dos! “Eran como dos frijolitos”, dice emocionada Vergara sobre la primera imagen que vio de sus hijas, que nacerán en abril, y añade sobre tener gemelas: “Es doble todo: doble malestar, doble preocupación, doble alegría y doble panza”.

Aunque su pareja –un empresario de bienes raíces de ascendencia venezolana con quien lleva tres años de relación– se mostró feliz con la noticia, a Vergara le preocupaba la repercusión que este inesperado embarazo tendría en su carrera.

Recién se había mudado a México a grabar la telenovela Secretos del alma (TV Azteca) y su creciente pancita desentonaba con el papel de la sensual villana que tenía en esta producción.

La actriz confiesa que por temor a ser despedida se moría de los nervios al tener que contarle su estado a su productora. Sin embargo, tanto ésta como el resto de la cadena la apoyaron, y no sólo le permitieron seguir en la telenovela, sino que cambiaron el libreto para que su personaje saliera embarazada. ¡Santo remedio!

Ahora, tras culminar la grabación de cinco meses de duración en México, Vergara regresa a reorganizar su hogar en Miami, FL, y alistarlo para la llegada de las gemelas, a quienes llamará Alexandra y Emiliana

. La actriz –que tiene poco en común con Roxana, la vampiresa que encarnó en la serie Amas de casas desesperadas– está enfocada ahora en decorar la habitación de sus hijas. “Soy anti-rosado”, confiesa, por lo que escogió edredones fucsia con verde, “pero me encantan las niñas. Todavía no han nacido y ya estoy pensando en ponerlas en ballet y mil actividades”.

Además de ella misma pintar maripositas en las paredes del cuarto de sus hijas, Vergara está ocupada preparando su baby shower para marzo. Por suerte, al nacer sus hijas contará con el apoyo de su madre, Flora Aranguren, quien vendrá de Venezuela a pasarse unos meses con ella.

¿Y habrá boda? Según la actriz, aunque la romántica reacción de su novio al saber que serían padres fue pedirle que se casaran en Cancún, ella prefiere antes convivir un tiempo más. “Quiero saber si con tantos cambios, si con las niñas llorando y yo despelucada corriendo de un lado a otro”, bromea Vergara, “él todavía me mira y me dice: ‘te amo y quiero estar contigo para el resto de mi vida”’.

Su prioridad ahora es disfrutar de esta nueva aventura como padres primerizos. “Estamos felices”, dice Vergara de ella y su pareja. “Él duerme abrazado a mi panza para sentir a las niñas cuando se mueven”.

You May Like

EDIT POST