Cortesía: Oswaldo Pisfil & Company Inc.
People Staff
March 04, 2010 AT 08:00 AM EST

Luego de haber vivido el devastador terremoto que el fin de semana pasado sacudió a Chile, Gabriela Vergara, quien se encontraba como jurado del festival de Viña del Mar, aseguró que aunque no temió por su vida sí vivió momentos de pánico y dio gracias a Dios por no haber llevado a sus gemelas de 1 año de edad a ese viaje.

“No pensé que iba a morir. Pero sí pensé en que Dios es muy grande y que constantemente dice que él tiene todo previsto y las cosas son como él dice por una razón”, declaró la actriz venezolana de 38 años al diario chileno La Tercera. “Luego de hacer mil esfuerzos para llevar a mis hijas a Chile, ya sé por qué Dios no me las dejó llevar”.

La coprotagonista de la serie Amas de casa desesperadas aseguró que cuando ocurrió el sismo estaba en su cuarto alistándose para salir a un bar dentro del mismo hotel con Beto Cuevas.

“Yo estaba con un vestido muy delicado y además tenía un moño, así que le dije a Beto que me cambiaba y luego bajaba. Mi habitación estaba en el segundo piso. Subí, encendí mi computadora, abrí la regadera, me desvestí y en ese momento comenzó a temblar. Las puertas se abrieron, los cajones se salieron, la cama saltaba”.

Vergara agregó que en medio del movimiento telúrico se puso una pijama y un par de zapatos, y bajo al lobby del hotel presa del pánico, donde vio que la cantante Anahí estaba incontrolable.

“Quería salir corriendo, pero no me dejaron porque se podían reventar los vidrios y me quedé parada, y vi a Anahí que venía pegando gritos, desesperada. Traté de ayudarla pero se me escapó. Ahí pensé, si voy a pasar la noche en la calle, por lo menos la voy pasar abrigada y con el pasaporte, que no lo había sacado”.

La actriz salió de Chile hacia Argentina en un avión privado que contrató la ex RBD y sus cosas todavía permanecen en el hotel.

You May Like