STEPHEN LOVEKIN/WIRE IMAGE
People Staff
September 02, 2008 AT 11:00 AM EDT

Tal y como lo hiciera en su malvado personaje de La usurpadora, Gabriela Spanic ha sacado las uñas para defenderse de su ex, Neil Pérez. El enfrentamiento comenzó hace unos meses cuando éste le exigió a la actriz un examen de ADN para comprobar si realmente él era el padre del niño que parió.

“Es el peor patán que he conocido”, dijo indignada la venezolana de 37 años a una revista mexicana de espectáculos. Según parece, Pérez estaba casado cuando andaba con Spanic y le hacía promesas de que se divorciaría. Pero esto no ocurrió nunca.

Con el fin de cerrar este asunto con dignidad y con la verdad, Spanic someterá a su hijo a la prueba de paternidad siempre y cuando la Corte lo ordene.

You May Like

EDIT POST