Agencia México
People Staff
November 05, 2008 AT 11:00 AM EST

A pesar de que hace solo unos días el actor Gabriel Soto apareció muy sonriente junto a su novia Géraldine Bazán durante la apertura de uno de los spá de la compañía Neoskin, para la cual es imagen en México, el galán acaba de anunciar que tomará acciones legales contra dicha empresa, pues tras anunciar el cierre de varios locales, teme que no le terminen de pagar el dinero que le deben por su contrato.

El protagonista de la telenovela Querida enemiga, de 33 años, dijo que no forma parte del equipo administrativo de la empresa de depilación láser y advirtió que la determinación de cerrar sus locales dejando a muchos clientes sin recibir los tratamientos que les habían prometido también afecta su imagen.

“Yo estoy igual que todo el mundo, sorprendido con la noticia. Neoskin me contrata como modelo, soy un empleado más de la empresa y este año también tuve problemas en cuestiones de pagos”, dijo el también modelo en diálogo con el diario mexicano El Universal.

Soto explicó que a pesar de que la dueña de Neoskin le solicitó que esperara un tiempo para resolver el asunto de sus pagos, tras su sorpresivo cierre, prefiere tomar acciones legales.

You May Like

EDIT POST