Getty Images
People Staff
April 07, 2005 AT 06:00 PM EDT

En uno de los testimonios más gráficos y explícitos hasta la fecha en el juicio contra Michael Jackson, un ex guardia de seguridad del rancho Neverland dijo que presenció cuando el artista le daba un “apasionado” beso a un menor y le practicaba sexo oral.

De acuerdo al testimonio, Ralph Chacón estaba haciendo sus rondas nocturnas en el rancho a fines de 1992 y a principios de 1993 cuando vio a Jackson y al menor en el jacuzzi de la piscina. Chacón afirma que más tarde los vio tomando una ducha juntos, luego salir y quedarse desnudos frente a frente. El menor en cuestión, que luego recibió $2.4 millones en un arreglo extrajudicial con el cantante, fue uno de los testigos del juicio esta semana, informó AP.

En el estrado, Chacón señaló además que Jackson acarició el cabello del menor, lo besó en los labios y otros lugares, y le practicó sexo oral. El guardia afirmó que semanas más tarde nuevamente vio a Jackson besando al niño y poniendo sus manos cerca de su trasero.

El abogado del cantante, Thomas Mesereau, atacó la credibilidad de Chacón, recordando que el ex empleado demandó a su defendido por supuestamente haber sido despedido injustificadamente, y que Jackson contrademandó acusándolo de haberle robado.

Chacón admitió que le ordenaron pagar $25,000 por haber robado a Jackson, pero explicó que sólo le había sacado una barra de caramelo.

You May Like

EDIT POST