Jennifer Whitney/ The New York Times/ Redux
ncastro
July 07, 2014 AT 09:48 PM EDT

Con tan solo 8 años de edad, Alejandro emprendió rumbo a los Estados Unidos con la esperanza de reunirse con sus padres. Durante su travesía, el menor viajó desde su natal Honduras, cruzó el río Grande y finalmente llegó a la frontera de Texas, donde un agente de la patrulla fronteriza lo encontró sin ninguna otra pertenencia más que su certificado de nacimiento. 

“Estoy solo”, respondió Alejandro cuando le preguntaron si viajaba con alguien más.

RELACIONADO: El #NoEraPenal se vuelve viral en las redes sociales

La fotoperiodista Jennifer Whitney del New York Times captó con su cámara fotográfica el momento preciso en que el agente le obsequiaba una botella de agua al pequeño quien viajó durante tres semanas con la intención de llegar a San Antonio en busca de sus padres. Es precisamente esta foto la que está causando revuelo en las redes sociales, pues es la representación viva de lo que pasa día a día en la frontera entre México y Estados Unidos.

Desafortunadamente, Alejandro es solo uno de los miles de menores indocumentados que se atreven a cruzar la frontera poniendo en riesgo sus jóvenes vidas con la ilusión de volver a ver a sus familiares. 

Muchos dejan su país de origen en busca de un mejor futuro, otros tratan de escapar la pobreza y la violencia que invade sus pueblos natales. Según fuentes federales, 47,017 niños han sido capturados cruzando la frontera solos desde octubre del año pasado. La mayoría de los menores proveen de países centroamericanos, tales como El Salvador, Guatemala y Honduras.

REGÍSTRATE AQUÍ PARA RECIBIR NUESTRO BOLETIN 

 

 

 

You May Like

EDIT POST