Warner Bros. Pictures
Elena Calvo / ShowBizCafe
February 08, 2008 AT 03:00 PM EST

Visita ShowBizCafe para satisfacer tu dosis de cine

Elenco: Matthew McConaughey, Kate Hudson, Donald Sutherland

Director: Andy Tennant

Libreto: Malcolm D. Lee

Género cinematográfico: Comedia

Clasificada:PG-13 por acción con violencia, algunos temas sexuales, desnudos parciales y lenguaje fuerte.

Calificación: B

Y ya van dos. Con ésta, ya es la segunda vez que vemos a esta pareja de bellos junta en una película.

Tras How to Lose A Guy in 10 Days, Matthew McConaughey y Kate Hudson se reencuentran ahora en el último proyecto del curtido director en comedias Andy Tennant (Hitch (2005), Sweet Home Alabama (2002)).

Él (Ben “Finn” Finnegan), un ex-surfero reconvertido a cazatesoros marinos, obsesionado con encontrar las riquezas de un galeón español hundido en 1715 en las costas del Atlántico, cuando transportaba la dote de la Reina de España.

Ella (Tess Finnegan), con pretensiones más responsables, dejó atrás su época aventurera y trabaja ahora en el mega yate del multimillonario Nigel Honeycutt (Donald Sutherland).

¿Qué les une? Su pasión por el mar, la historia, la búsqueda de una leyenda sin resolver y que aún están casados… pero no por mucho tiempo más.

Cuando Tess decide poner fin a su matrimonio con el surfero cazatesoros, resulta que éste, tras años de búsqueda, encuentra una pista resolutoria de dónde encontrar el tesoro escondido.

Puesto que el yate en el que ella trabaja resulta estar en la zona, aprovecha la ocasión para volver a meterse en su vida y de paso en el yate para acabar convenciendo a su dueño y a la hija preppy de éste (Alexis Dziena), de que les ayude a encontrarlo.

Y ya tenemos el lío montado. Si a esto le añadimos que el botín se encuentra en las inmediaciones de una isla propiedad de un rapero (sí, un rapero) al que Finn debe dinero y que en la carrera por encontrar el tesoro español compite también el ex mentor del surfero, la acción se complica.

Playas paradisíacas, lujo, vida relajada y un tesoro de por medio. Una comedia romántica de aventuras con un descamisado McConaughey en toda regla… aunque ni la aventura, ni su ritmo acaban de cuajar.

No es que el espectador se canse de ver a estos Adonis, pero si de la trama; un poco floja y forzada, pero perfecta para una tarde en la que uno no quiere pensar durante unas horas, desea entretenerse y entrar en calor en las playas de Key West, que por cierto, parte fueron rodadas como tales pero en costas australianas.

El verdadero tesoro de fondo, no obstante, aunque queda empalagoso y obviamente previsible, es cómo una afición común vuelve a unir a amantes recién divorciados. Y es que los tesoros, es lo que tienen, que acaban en divorcio o en matrimonio.

You May Like

EDIT POST