AP Photo/Chuck Burton
Alexander Mabry-Paraiso
June 19, 2015 AT 01:06 PM EDT

Una florista de Carolina del Norte persiguió al sospechoso de la masacre de Charlestone por más de 30 millas ayudando así a su detención por la policía ayer jueves, tal y como reporta People.

Debbie Dills se convirtió en una heroína este jueves cuando en su camino a su trabajo en Kings Mountain, Carolina del Norte, se topó con Dylann Roof, el supuesto autor de la masacre de Charlestone, conduciendo un Hyundai negro a su lado. 

Las reacciones de los famosos a la masacre de Charleston en las redes

“No sé lo que me llamó la atención del coche”, contó a CNN. “En mi mente estoy pensando, ‘Ese no puede ser’… Nunca pensé que ese podría ser el auto”. 

Pero lo era. Entonces Dills paró su vehículo para telefonear a su jefe, Todd Frady, y preguntarle qué debía hacer. “Ella sentía por dentro que algo no estaba bien”, dijo a Associated Press. 

Mientras Frady llamó a la policía, Dills decidió poner en marcha su coche de nuevo y acelerar para alcanzar el vehículo del sospechoso, y tratar así de tomar la el número de la matrícula o cualquier cosa que pudiese ayudar a las autoridades.

“Estaba muy nerviosa”, recordó Dills.

Al cabo de un rato volvió a encontrarse con el auto de Roof en un semáforo y desde allí lo siguió de cerca de 30 millas hasta que la policía les localizó.

Para Dills, fue Dios quien quiso que ella se fijase en el auto de Roof. “Era Él desde el momento que salí de mi casa esta mañana. Era Él quien me hizo mirar a ese coche. Era Dios quien hizo esto posible”, expresó. “Dios escuchó las oraciones de la gente”.

El mismo jueves, Roof fue conducido a Carolina del Sur donde se enfrenta a nueve cargos de asesinato.

Todd Frady y Debbie Dills, en la floristería Frady, en Kings Mountain, Carolina del Norte. 
AP Photo/Steve Reed

REGÍSTRATE AQUÍ PARA RECIBIR NUESTRO BOLETÍN

You May Like

EDIT POST