Orlando García/jpistudios.com
People Staff
January 13, 2009 AT 12:00 PM EST

La discusión que terminó con el matrimonio de Carmen Dominicci y Fernando Del Rincón hace más de siete meses en un hotel de República Dominicana, se dio luego de que la presentadora quiso tener relaciones íntimas con su esposo y éste se negó, asegurando que estaba cansado. Así lo dijo este lunes el ex presentador del programa de televisión Primer impacto (Univisión) en una edición especial de Al rojo vivo (Telemundo) con María Celeste Arrarás, donde a diferencia de su entrevista anterior, se notó muy calmado y con una actitud bastante relajada.

“La discusión y el altercado de alto tono de voz fue motivado por un destiempo en el querer estar juntos íntimamente. Teníamos todo el día de haber estado en la playa, de haber estado jugando con unos amigos. Estaba cansado y quería dormir, descansar un rato, y eso motivó un desencuentro en el no compaginar los tiempos y ese fue el problema”, dijo el mexicano de 39 años, explicando que el hombre y la mujer actúan de maneras distintas y que el ser humano “funciona de acuerdo a sus capacidades y a sus ganas”.

“Cuando tienes conflictos con una persona, en este caso tu esposa, y estás desencantado o desencantada, o de mal humor ambos o uno o el otro, pues es muy difícil poder tener un encuentro y tener una relación íntima porque no se dan las condiciones sicológicas ni emocionales”, dijo el periodista, quien repitió nuevamente que nunca golpeó a su ex esposa, como ella lo ha asegurado, que tampoco le fue infiel y que estaría dispuesto a enfrentar cara a cara a la periodista de 42 años, para hablar sobre lo sucedido o someterse a un detector de mentiras para probar lo que dice.

Al ser cuestionado sobre qué cosas cambiaría si pudiera hacerlo, Del Rincón no dudó en asegurar que: “Para ser sincero, no me hubiera casado con Carmen y, en lo profesional hubiera seguido manejando las cosas exactamente igual”.

Sobre si planea tomar acciones legales contra Univisión por haberlo despedido y haberle impedido hablar a tiempo sobre lo que estaba pasando con su ex esposa, el comunicador dijo que no haría nada contra esa compañía. “Yo no acuso a la empresa que me dio de comer. No acuso a la empresa que me ayudó a llevar el pan a la mesa. Quiero mucho a todos mis ex compañeros, quiero mucho a la empresa, igual que a las demás empresas’, concluyó el presentador, quien además comentó que auque se siente “decepcionado, destruido y abandonado por todo y por todos”, por ahora quiere darle vuelta a la página, está conociendo nuevas mujeres, espera buscar un trabajo y empezar una vida nueva.

La historia de amor de Dominicci y Del Rincón nació en los foros de Univisión y culminó en una boda de ensueño en Puerto Rico en agosto del 2007. Sin embargo, todo llegó a un abrupto final en junio pasado cuando la presentadora asegura que bajo los efectos del alcohol, su hoy ex esposo la insultó y la golpeó brutalmente en medio de una disputa doméstica en el hotel Casa de Campo de República Dominicana.

You May Like

EDIT POST