Cortesía: METRO PR, GETTY IMAGES
People Staff
September 02, 2010 AT 12:10 PM EDT

Ayer terminó la etapa de testimonios en el caso legal que se sigue contra la actriz Fernanda Romero por presunto matrimonio fraudulento para obtener su residencia en Estados Unidos y, aunque la joven insiste en que su boda con Kent Ross no fue un negocio, sí admitió haber cometido adulterio con el fotógrafo que denunció el presunto fraude ante las autoridades.

“Ese ha sido el peor error en mi vida”, dijo la mexicana de 28 años ante el juez que lleva su caso en un tribunal de Los Ángeles, según reseña el diario mexicano El Universal. “Fue una tontería, fue estúpido. Fue el error más grande que he cometido en mi vida”.

La actriz de películas como The Eye y The Burning Plain aseguró que vivió una tormentosa relación con su esposo, con quien contrajo nupcias en el 2005 y, aunque decidieron separarse, no informó de lo ocurrido a las autoridades de inmigración y continúo con su proceso para obtener su green card.

Aunque los agentes migratorios no encontraron elementos para pensar que la unión de Romero y Ross fuera un fraude, la investigación comenzó cuando el fotógrafo Markus Klinko denunció a la pareja ante las autoridades, al parecer en venganza porque la mexicana terminó con él un año después de haberse conocido.

La actriz y su esposo fueron detenidos en abril pasado bajo ocho cargos, entre ellos matrimonio fraudulento y la Fiscalía comprobó que durante mucho tiempo no vivieron en la misma residencia. De ser hallados culpables deberán pagar una condena de hasta cinco años en prisión y ella después sería deportada.

Ross, quien admitió haber vivido poco tiempo con Romero y no haber iniciado su trámite de divorcio defendió su inocencia y aseguró que en su relación no hubo ningún tipo de fraude y que todo terminó por su culpa.

“Nuestra relación fue muy rápida y muy inmadura y no fue bien pensada. Solo al principio fue como la fase de luna de miel”, comentó. “Nuestra relación se deterioró porque rechacé viajar a México para conocer a su familia en la Navidad de 2005 y por mi afición por el alcohol. Nunca dejé de amarla. De hecho todavía la amo”.

You May Like

EDIT POST