Agencia Mexico.com
People Staff
September 03, 2009 AT 03:00 PM EDT

Sin ocultar el resentimiento que tiene hacia su todavía esposo, Fátima Boggio aseguró que aún no llega a un arreglo de divorcio con el actor Jorge Salinas porque éste no acude a las diligencias como se debe y no ha tomado el caso en serio.

“No hemos llegado a ningún acuerdo con Jorge porque él no quiere los acuerdos. Nunca da la cara, ¿ustedes alguna vez han visto que haya dado la cara? Estoy feliz de que se dé el divorcio, yo soy la primera que lo impulsé”, declaró Boggio al programa de televisión mexicano NX clusiva (Televisa) a la salida del juzgado donde se tramita su divorcio.

Sobre los acuerdos en la repartición de bienes y la manutención de los hijos que tuvo con Salinas, Boggio aseguró que aunque es el juez quien va a decidirlo, debería tomar en cuenta todo el tiempo que ella pasó a su lado.

“Yo pido lo que cualquier mujer pediría en un divorcio. Tengo dos hijos, he sido la esposa de Jorge por 14 años. Si yo tuviera el poder de decisión a mí que me den el cien por ciento”, afirmó.

La ex mujer del actor también comentó que la relación que Salinas sostiene con la actriz Elizabeth Álvarez, y la manera en la que se comporta, ha afectado mucho a sus hijos.

“Mis hijos ahora se encuentran emocionalmente mal porque han visto a su padre gracias a que yo autoricé y le permití ver a los niños. Lamentablemente me casé con un actor y estoy arrastrando todas las cosas que él hizo, desde la hija que tiene con Andrea Nolli, la hija que tiene con [Adriana] Cataño, soportarle a esta señora que me insulte y me agreda. O sea, no tengo vida propia y creo que no es justo”.

Boggio reveló que mientras estuvieron juntos, el actor hizo cosas que nunca podrá borrar de su mente y que quisiera que sus pequeños se enteraran para que vean la clase de padre que tienen.

“Yo creo que le daría mucha vergüenza que mis hijos sepan que embarazó a una mujer en la cama de mi casa o en el sillón de mi casa, y que tiene una hija que no reconoce, y que tiene una hija de 6 años en Miami que lo obligaron a reconocer, o sea, ojalá les enseñe todo y que mis hijos sepan y no cuando sean grandes. Mis hijos entienden, no son tontitos”.

SI TIENES CUENTA DE FACEBOOK DANOS TU OPINIÓN SOBRE LA NOTA AL FINAL DEL ARTÍCULO

You May Like

EDIT POST