Judith Torrea
Judith Torrea / NYC
June 18, 2009 AT 10:30 AM EDT

Como toda mujer que le tiene cariño a una prenda, Michelle Obama lo pensó dos veces antes de prestar el traje dorado que lució en la investidura de su esposo como presidente de Estados Unidos.

“No fue fácil”, afirmó la diseñadora del traje, Isabel Toledo, de 48 años, en exclusiva a People En Espanol.com. “Se demoró un tiempo en decir que sí, porque todavía ella lo tiene…”.

Pero, al saber que el traje dorado con abrigo del mismo color formaría parte de una exposición de los 25 años de carrera de la cubana Toledo, Michelle Obama –su clienta desde hace unos 5 años– accedió.

Y desde el 17 de junio hasta el 26 de septiembre, el Museo del Instituto Tecnológico de la Moda (FIT), de Nueva York, expone esta pieza dentro de otras 70 de Toledo, así como los dibujos de sus diseños realizados por su esposo y alma gemela en el mundo del arte de la moda, el reconocido ilustrador cubano Rubén Toledo.

“Ver el vestido de Michelle aquí es increíble”, relata Isabel. “Me encanta tenerlo aquí porque se exhibe en una escuela y muchos estudiantes van a ver que un diseñador independiente, de una compañía tan pequeña, ha podido tener esta fantasía”.

No sólo la diseñadora –quien aprendió de su niñera y su abuela en Cuba a coser– está encantada con contar con su creación que dio la vuelta al mundo el día de la investidura de Barack Obama. La esposa del primer presidente afroamericano estadounidense, ha descubierto el goce de que se exhiba como una pieza de museo.

“Adoro completamente el conjunto del día de la investidura, diseñado por Isabel Toledo y estoy feliz de que forme parte de esta exhibición para que otros puedan apreciar la creatividad y el arte de una de las magníficas diseñadoras de América”, indica Michelle Obama en un comunicado.

El traje, que se encuentra al entrar a la retrospectiva de los 25 años de la diseñadora cubana, está acompañado de la portada del diario The New York Times en la que la pareja presidencial se dirigía radiante y bajo el feroz frío del 20 de enero en Washington, DC, para celebrar con el pueblo la investidura.

“La relación que tengo con Michelle es de clienta”, confiesa Isabel. “Compra la ropa desde hace años y cuando le vi luciendo por primera vez un traje mío de hace cuatro años, yo no sabía que ella lo tenía. Es muy bonito pensar que le gusta la ropa suficiente para llevarla…porque ¿quién me conoce a mí?

Quienes conocen bien a la diseñadora son sus amigos de toda una vida en el mundo del diseño, que la han ido acompañando en estos 25 años y que el martes en la noche estuvieron con ella en una íntima y alegre fiesta.

“Es increíble porque tengo a toda mi familia aquí, en un sentido, a todas las personas que han tenido tanto que ver con la vida mía, con mis 25 años de trabajo”, subraya Isabel. “Porque no lo he hecho sola, sino con la colaboración de tantas personas: mi esposo claro, artistas, pintores, drag queens, que han sido mi inspiración. Es bien bonito verlos aquí celebrando conmigo”.

Con ella estuvieron, entre otros, el diseñador de origen cubano Narciso Rodríguez, también uno de los preferidos de Obama; el diseñador brasileño Francisco Costa para la casa Calvin Klein; Yaz Hernández, quien lucía un vestido de Isabel Toledo –el cual también lo tiene Jennifer López y que está expuesto en la retrospectiva– y el diseñador Edmundo Castillo, entre otros.

You May Like

EDIT POST