Getty Images
People Staff
May 05, 2005 AT 05:00 PM EDT

Sin una razón clara, Fran Benedicto, un supuesto ex manager de Paulina Rubio, decidió descargar toda su artillería contra la Chica Dorada. En entrevista con la cadena española Telecinco, aseguró que Rubio sólo mantuvo su romance con el arquitecto español, Ricardo Bofill, “por conveniencia”, ya que por este medio ella recibía publicidad en los medios, y que por su culpa el arquitecto terminó adicto a las drogas, cosa que el publicista de Rubio negó tajantemente.

Según Benedicto, la relación Rubio-Bofill fue abusiva, y que los maltratos de la cantante mexicana causaron la adicción a la cocaína de Bofill, que duró varios años y terminó con su ingreso a una clínica de Barcelona en 2002. Asimismo, Benedicto aseveró que la intérprete de “Algo tienes” es lesbiana y que su relación con su actual novio, el diseñador José María Torre, es “comercial”. [Lo de Paulina y José María] es una relación de amigos, incluso se ha comentado que él es homosexual”.

La opinión del equipo de la artista es muy distinta. “A mí en lo personal me da lástima que se dé papel y tinta a gente que no aporta nada” dijo vía telefónica Joe Bonilla, publicista de Rubio, a PeopleenEspanol.com. “Benedicto nunca fue representante de Paulina, fue sólo un asistente por unos meses”. Bonilla también afirmó que ésta no es la primera vez que Benedicto, de origen dominicano y afincado en España, trata de hacerse publicidad. ¿Y con respecto a Bofill? “Paulina fue siempre solidaria con él y en más de una ocasión lo apoyó durante su rehabilitación”.

You May Like

EDIT POST