Getty images
People Staff
April 26, 2006 AT 04:00 PM EDT

Un juez de la Corte Superior de Long Beach, CA, dictó una fianza de $1 millón a José Trinidad Marín, ex esposo de Jenni Rivera y quien supuestamente abusó sexualmente de las dos hijas que tuvo con la cantante y de la hermana de ésta. Sin embargo, el sujeto, quien estuvo prófugo de la justicia durante 14 años, podría quedar en libertad si paga el 10% de la suma fijada, alrededor de $100,000.

La noticia no le cayó bien a Rivera, quien acudió con casi toda su familia a la corte. “Tiene que pagar por lo que hizo. Es un delito muy grande el haberle hecho esto a mi hermana y a mis hijas”, señaló la artista a la prensa a la salida de la audiencia donde volvió a ver a su ex esposo. “Siento coraje al saber que por tanto tiempo dormía con el enemigo sin saber, y que le hizo este daño a mi única hermana y a mis hijas”, agregó entre lágrimas.

La cantante lamentó la decisión del juez y manifestó temor a que el sujeto salga en libertad y se escape a México. “Ahora mis hijas están confundidas. Quieren justicia, no nada más por ellas sino por tantos niños”, explicó tras recalcar que espera que toda esta situación sirva para crear una alerta sobre el tema. “Es muy importante que podamos superar esto. Creo que tenemos que ser útiles y servir a nuestra gente y decir: ‘ustedes también pueden hablar y pueden salir de esto'”, concluyó. La audiencia realizada hoy (miércoles) fue aplazada para el 2 de mayo debido a que Marín aún no tiene un abogado que lo represente.

You May Like

EDIT POST