Cortesía de CBS
Huáscar Robles
January 18, 2012 AT 10:20 PM EST

Todos tenemos un tío así en la familia… O un primo, un hermano. En fin, un pariente problemático que, por su ingenuidad, al final le tenemos más pena que coraje. Ese es el personaje del tío Héctor, interpretado por Eugenio Derbez en la serie Rob (CBS). El comediante, quien lleva décadas frente a las cámaras, ha ido cavando poco a poco el túnel entre México y Hollywood desde su presentación en La misma luna y Jack & Jill. Ahora, con su participación en Rob, producido y protagonizado por Rob Schneider, el actor cementa no solo su evolución en el espectáculo norteamericano sino reafirma la posición política que tienen los latinos en los Estados Unidos.

Ha comenzado muy bien el show Rob

Sí, tuvo el rating más alto que ha tenido CBS en ese horario en los últimos dos años.

¿A qué crees que se debe esto?

Creo que el elenco es muy atractivo para la gente, por el lado norteamericano está Rob [Schneider] y Cheech Marín que son muy queridos y por el lado latino, estoy yo, y tengo ahí mi audiencia ya cautiva y creo que eso ayudó. Además está la función de estos dos mundos: el latino y el mundo estadounidense.

También veo que hay una fusión entre ambas filosofías de comedia: la tuya y la de Rob…

Pues ha sido un ejercicio muy interesante el acoplarme, sobre todo yo he sido el que he tenido que acoplarme al humor de Rob y de la serie, pero me han permitido aportar mucho y eso es lo interesante que, sin perder mi esencia como comediante, he podido aportar al estilo que me están pidiendo.  Y eso ha logrado esta fusión de los dos estilos de comedia y estoy muy contento. Me preocupaba cómo iba a traducirse mi estilo de comedia. También me preocupaba el idioma, que de repente no sabía si era un obstáculo y me dicen que, al contrario, que es medio chistoso el acento. Hay como magia, buena química entre todos.

¿Cómo te preparas en cuanto al idioma?

Tengo un “dialect coach” (entrenador en acentos) que me ayuda con la pronunciación, tengo mis libros de inglés y bueno, soy muy dedicado. Créeme, el obstáculo del idioma lo supero quedándome a ensayar más de lo normal. Cuando cortan, yo me quedo, y te lo puede confirmar el equipo, como tres a cuatro horas más.

¿Qué te agrada del personaje del tío Héctor?

Me gusta que es un sinvergüenza y cínico, pero muy simpático.   

Por ahora, el tío Héctor es el único amigo que tiene Rob pues la familia aún no lo acepta, ¿no temes que tu personaje opaque al de Rob?

No, para nada. Yo creo que Rob es como un pastel. Rob tiene el personaje principal y está escrito el libreto para él, es su show, su idea, yo nada más vengo para aderezar con detalles de humor. 

Una de las cosas interesantes del show es que, a diferencia de otras comedias del pasado como ¿Qué pasa, U.S.A.?, es Rob, el estadounidense, quien tiene que adaptarse a la familia latina…

Eso es lo interesante del programa. Rompe con los estereotipos. Normalmente son los latinos los que queremos integrarnos a la sociedad estadounidense, a los que queremos caerles bien y ser aceptados y aquí es al revés. Aquí vemos a un estadounidense intentando adaptarse a una familia latina. El padre [de la esposa de Rob] dice, “Pero hija, ¿cómo te fuiste a casar con un norteamericano?” Pero como que a la familia no le cae bien y Rob por más que trata de ganarse a la familia, no lo logra y las cosas se ponen peor.

¿Hay alguna semejanza entre tu familia y la familia en televisión?

Yo siempre digo que todos tenemos un pariente como Héctor, tienes la tía o el tío o el primo que son incómodos, que de repente dices, ‘ay, ojalá no abra la boca, que me va avergonzar’. Todos tenemos de alguna forma una familia disfuncional y rara, no creo que haya familias perfectas.

Como comediante y actor llevas delante de las cámaras desde pequeño y con tu experiencia en el negocio, ¿qué crees del momento que viven los hispanos en el mundo del entretenimiento en Estados Unidos?

Pues yo creo que ya era hora que nos dieran un lugar, pues ya dejamos de ser una minoría. Los latinos en general – no sólo los mexicanos – todos somos una comunidad. Ya nos dimos cuenta de que pesamos, que tenemos poder económico y adquisitivo y que ya somos una fuerza importante. Ya somos parte del país. 

You May Like

EDIT POST