Brinkhoff Mogenburg/Disney
Pilar Sopeséns
May 22, 2014 AT 04:30 PM EDT

Si bien en España había trabajado en numerosos musicales como Hello, Dolly!, Beauty and the Beast o Mamma Mia nada hacía pensar a Esteban Oliver, nacido en Buñuel, un pequeño pueblo de Navarra, que algún día haría reír a miles de personas desde un escenario de Broadway. People en Español habló con el actor que encarna a Zazu en el musical The Lion King, horas antes de salir a escena.

¿Cómo recibiste la noticia de que pasarías de ser Zazu en España a darle vida en Broadway?
Fue un shock muy grande. Estaba preparándome para la función y de repente apareció el presidente de Disney Theatrical, Thomas Schumacher, y me dijo que estaba encantado con mi trabajo y que había hablado con Julie Taymor, la creadora de The Lion King, y [me preguntó] si me veía con fuerzas para unirme al equipo de Nueva York.

¿Eres el único actor hispano de la producción?
Sí. Es la primera vez que se hace una incorporación de un persona que es de habla no inglesa a un espectáculo de este calibre, especialmente con un personaje con tanto peso. Entonces es mucha responsabilidad y un orgullo.

¿Qué tal hablabas inglés antes de venir a Estados Unidos?
Bastante medio bajo, pero bueno, tenía un coach vocal y poco a poco voy mejorando, aunque sigue lejos de lo que yo creo que debería ser. 

No queremos desvelar ninguna sorpresa, pero mezclas bastante el inglés y el español en escena, ¿no te haces un lío?
Un poco sí, la verdad es que bastante, sobre todo al principio. Pero poco a poco lo vas automatizando. Si no, no podría ser. 

Interpretas a Zazu, mayordomo del rey, ¿qué es lo que más te gusta de tu personaje?
Es un personaje entrañable, siempre está ayudando a Mufasa, está ahí de niñera para los peques, es consejero, leal… Y por la vida que tienen los pájaros parece que también ha conocido al abuelo, que generación tras generación ha sido un amigo. 

¿Cómo te preparas a diario para tu papel?
Estuve ensayando las tres primeras semanas antes del estreno, con la coach vocal. A partir del estreno no hay más ensayos, simplemente las notas del director residente. Yo tengo que venir una hora antes, tengo 35 minutos de maquillaje y ya estoy preparado para la función.

¿Ha sido un reto para ti, como actor?
Es la primera vez que trabajo con un puppet y es lo que más me ha interesado como actor. Lo que haces es proyectar tu trabajo sobre un ser inanimado. Estuve muchísimo tiempo frente al espejo para que solo pudieras ver al puppet y no al actor. [Además] requiere mucha preparación física, no puedes afrontar el personaje sin haber calentado o sin haber estirado los brazos.
También impone porque es uno de los teatros más emblemáticos de Nueva York y cada día está completamente lleno. Es mucha responsabilidad, pero feliz, viviendo el sueño al cien por cien.

¿Cómo es el funcionamiento de la obra backstage?
Al mismo tiempo que hay una obra que todo el mundo ve, también hay una que todo el mundo no ve. Hay más de 200 personas trabajando en The Lion King: iluminación, sonido, puppets, vestuario… Hay una coreografía en la que tú tienes que pasar por un sitio en un momento porque, si no, puedes poner en peligro a otro actor. Es como un engranaje muy bien hecho para que todo fluya de manera natural.

The Lion King lleva desde 1997 representándose en el Teatro Minskoff de Nueva York. 

You May Like

EDIT POST