ALBERTO PIZZOLI/AFP/Getty Images
Juanita Ceballos
February 09, 2014 AT 08:58 PM EST

Los Juegos Olímpicos de Invierno comenzaron de manera oficial el viernes y un atleta ya se hizo acreedor de un título que llama mucho la atención.

Hubertus von Hohenlohe recibió por parte de la cadena NBC el título del “Atleta más Interesante del Mundo”. Y, a decir verdad, lo tiene muy bien merecido.

Hubertus tiene 55 años. Es el único competidor bajo la bandera mexicana en los Olímpicos y ha representado a este país en seis ocasiones. Su abuelo, el Kaiser Franz II, fue último emperador del Sacro Imperio Romano Germánico. Esto, hace acreedor a Hubertus del título de Príncipe. 

Habla con fluidez cinco idiomas, fue amigo de Andy Warhol, es el heredero de una fortuna automovilística y su edad lo convierte en el segundo deportista más viejo en participar en los Juegos Olímpicos de Invierno.

¿Cómo terminó un descendiente de un emperador austriaco compitiendo bajo la bandera mexicana? Por nacimiento y por elección.

“Al comienzo estaba considerando participar bajo la bandera de Liechtenstein porque tengo el pasaporte de ese país”, dijo von Hohenlohe a NBC. Hubertus también tiene nacionalidad alemana, residencia española y su madre es italiana.

“Pero al final me pareció ideal competir para un país en el que pudiera controlar mis propios movimientos”, dijo von Hohenlohe.

Hubertus decidió representar a México, país en el que nació, debido a meticulosas decisiones familiares. “Siempre quisimos que un miembro de nuestra familia fuera mexicano”, aseguró von Hohenlohe. “Mis padres decidieron que yo naciera en México porque tenían la intención de llevar los negocios familiares allí”. Aunque todavía no está inmerso en el mundo de los automóviles (su abuelo llevó la marca Volkswagen a México), von Hohenlohe puede competir bajo la bandera mexicana.

Descubrió su pasión por el esquí cuando estaba estudiando en Austria. A los 21 años, se coronó campeón en su universidad. Poco tiempo después, se vinculó al circuito mundial de competencias. En 1981, fundó la Federación Mexicana de Esquí y, desde esa época, compite para el país que lo vio nacer.

“Espero que los mexicanos estén orgullosos de tener un representante en los Olímpicos, y que gracias a eso, puedan conocerme”, dijo a NBC. Hubertus hizo su debut olímpico en 1984 en Sarajevo.

Pero el esquí no es su único pasatiempo. Fue cercano a Andy Warhol y, ha producido ocho discos, incluyendo “Higher Than Mars”, el sencillo que lanzó en 2013. 

El Príncipe Hubertus, como muchos lo llaman, se destaca también en la fotografía. Ha realizado campañas publicitarias y ha expuesto su trabajo en galerías.

Su lado artístico se hace evidente en las pistas de esquí, no solo en la manera como se desliza, sino en los trajes que usa para practicar este deporte. Este año, decidió competir en un traje inspirado en el look mariachi.

Su sentido de la moda es solo una de las maneras con las que Hubertus le rinde tributo a México. “Entiendo que puedan pensar que soy un príncipe adinerado, que gracias a su dinero logró llegar a los Olímpicos y que solo pretende presumir sus trajes”, le dijo a NBC. “No me estoy escudando en una torre de dinero para hacer realidad mis sueños. Yo tengo raíces mexicanas”.

 

You May Like

EDIT POST