Mezcalent
People Staff
November 04, 2009 AT 05:00 PM EST

Dos días después de la muerte de Jorge Vargas, la polémica sigue rondando el funeral del reconocido actor, pues aunque la última voluntad del ex esposo de Lupita D’Alessio era que su cuerpo fuera cremado en medio de un rito católico, su hijo Ernesto D’Alessio decidió sepultarlo por la fe cristiana que él profesa.

“Espero que ya no se arme más controversia al respecto, pues tenía la autoridad para decidir en dónde y cómo se llevaría a cabo este proceso, en caso de que él muriera”, declaró el actor de 32 años a Agencia México. “Es un dolor muy feo, pero si alguno de los familiares le quisiera hacer a mi padre una misa, está en todo su derecho y si me invitan estaría presente aunque no profesara ese culto”.

El también cantante recordó que antes de morir, su padre lo designó como el encargado de tomar las decisiones en su nombre, entre ellas la repartición de su herencia y las diligencias de su sepelio. “Siempre me ha tocado cargar con esa responsabilidad y no es fácil y menos en estos momentos que se está velando el cuerpo de mi padre”.

D’Alessio pidió a la gente que respete la manera como está manejando las cosas e hizo un llamado para que no se entrometan en un asunto que es meramente familiar.

“Yo nunca me meto en la vida de nadie y menos en la religión, tampoco he dado pie a zafarranchos, ni le falto el respeto a nadie, incluyendo a mi padre, quien me dio la autoridad antes de morir para llevar a cabo sus funerales como lo hice ahora”, concluyó.

SI TIENES CUENTA DE FACEBOOK OPINA DEL ARTÍCULO AL FINAL DE LA NOTA

You May Like

EDIT POST