Inlanet
Andrés Martínez Tutek
April 19, 2011 AT 04:00 PM EDT

Hace tres años Eric-Dominique Pérez aprendió de John Leguizamo una de las cosas más importantes en su carrera: “En la vida hay que soltarse y dejar que fluya la imaginación”.

La frasecita se quedó grabada en la mente al actor de origen puertorriqueño y francés de 40 años y, tras haber participado en varios proyectos de teatro y en la cinta The Dragons, decidió dar un paso adelante. Al igual que Leguizamo con su obra Ghetto Klown, le dio rienda suelta a su imaginación y a sus vivencias y creó El gringuito, una obra que hace parte de The One Festival este mes de abril en el teatro La TEA de Nueva York y donde aborda con mucho humor el sentido de pertenencia de alguien “distinto” en la comunidad latina.

El Gringuito es un monólogo autobiográfico en el que exploro los altos y bajos para encontrar la aceptación en una comunidad latina en la que por ser pelirojo y diferente muchos pensaban que no pertenecía a ellos”, comenta el actor, quien estuvo nominado a un premio ACE por el montaje Requiem Por Yarini.

Bajo la dirección de A.B. Lugo, Dominique hace una radiografía de sus experiencias y muestra lo difícil que a veces resulta sentir que no se pertenece a un grupo determinado.

“Recuerdo una vez que estaba en la parada (desfile) Puertorriqueña y un grupo de boricuas se estaba burlando de mí porque yo estaba celebrando y pensaban que no era latino. Me decían “ay mira al gringuito como se mueve’ y me cansé de que la gente solo juzgue por una apariencia”.

Dominique, quien pronto aparecerá en un programa de telerrealidad de Telemundo, comentó que su deseo con El gringuito es que la gente entienda que los seres humanos valen por lo que son y no por su apariencia.

“No importa como te veas o si eres pelirrojo o rubio o grande o pequeño o que preferencias tengas, todos somos seres maravillosos y somos parte de una comunidad”.

¡Accédenos desde tu iPhone, BlackBerry o Droid en nuestro sitio móvil especialmente diseñado para tu celular!.

You May Like

EDIT POST