Agencia EL UNIVERSAL/Agustín Salinas/GDA via AP Images
Lena Hansen
August 03, 2015 AT 07:31 PM EDT

Pasar gran parte de sus vidas en hoteles o en la carretera camino a un concierto hace que los integrantes de Banda El Recodo tengan mil y una historias que contar.

“En la casa rodante pasan muchísimas cosas. Hacemos muchas maldades. Imagínate, ¿qué no harán tantos hombres arriba de un autobús? Muchísimas cosas”, confiesa entre risas Joel Lizárraga.

Sin embargo, el cantante admite que esa unión entre sus 17 integrantes hace la fuerza: “Cuando pasamos por alguna situación difícil tenemos esa mano amiga que siempre está respaldándote. Somos muy buenos para burlarnos de nosotros mismos. Nos burlamos de lo que decimos, de nuestros propios errores, pero tratamos de sacar la parte divertida”.

FOTOS: Entérate qué andan haciendo los famosos

Los músicos mexicanos, quienes recientemente presentaron su nuevo disco, Mi vicio más grande, aseguran que sus mayores vicios son jugar videojuegos y pasar tiempo de calidad con sus familias. De hecho, suelen llevar a sus esposas e hijos a sus conciertos.

“Hace poquito tuve la oportunidad de llevar a la mía a un baile”, cuenta Geovanni Mondragón sobre su esposa. “Estaba friéguele y friéguele (insistiendo) de que quería ver un show de la Banda El Recodo y que es lo que hacía su marido arriba de un escenario y no hubo vergüenza ni nada”, nos cuenta. “Yo hice lo que tenía que hacer allá arriba. Ella se tapada los ojitos. Quedó muy contenta. Nada que ver lo que dice la gente que tenemos esposas celosas. Tienen que entender nuestro trabajo”.

FOTOS: Los famosos en Instagram

Aunque en el escenario son un derroche de alegría, la legendaria agrupación ha pasado por sus pruebas de fuego, como un accidente automovilístico que sufrieron a las afueras de San Antonio, Texas, en el 2012, y el asesinato de Aldo Sarabia, uno de sus integrantes, en octubre del 2014.

“En esos momentos sacas una fuerza interior que no conocías y que te ayuda a seguir adelante, a seguir creciendo como persona, como ser humano y a continuar con un legado que nos dejó Don Cruz”, cuenta Charlie Pérez. “El show debe continuar para el público, no debe de haber una tristeza, una cara de agonía, porque el público paga un boleto para ir a verte sonreír, para disfrutar de tu música. Tenemos que darle esa sonrisa aunque nosotros por dentro tengamos destrozado el corazón”.

REGÍSTRATE AQUÍ PARA RECIBIR NUESTRO BOLETÍN

You May Like

EDIT POST