John Parra/Getty Images For Univision
Pilar Sopeséns
September 03, 2015 AT 04:54 PM EDT

La conductora de El gordo y la flaca (Univisón) quien formó parte de nuestra exclusiva lista Los 25 más fashion por nunca defraudar en la alfombra roja, nos habló con detalle sobre su pasión por la moda, los accesorios y en especial, los zapatos.

¿Cómo definirías tu estilo?
Tengo un trauma de ver fotos de los años 70 y 80 y uno dice, qué horrible. Entonces trato de llevar a las alfombras un estilo clásico que si quiero verlo en 10, 15 o 20 años, la gente no diga ‘y eso que se puso Lili, ¿qué era?’.

¿Tienes un diseñador favorito?
Nosotras las shopaholic tenemos que tener muy definido qué vale la pena y qué no vale la pena. Yo no compro por el diseñador, aunque sí hay [marcas] en las que estoy dispuesta a invertir porque sé que se lo puedo pasar a mi hija. ¿Quiénes son? Chanel, Dior, en carteras Miu Miu, Valentino, McQueen…

¿En qué tipo de prendas te gusta invertir?
No me importa invertir en accesorios. Creo firmemente en que te puedes poner una ropita normal, pero los accesorios buenos, elegantes, ricos así con textura, es lo que te dan de verdad el toque final. Unos buenos espejuelos, aros, bufandas, zapatos, carteras… Es muy rico al ojo, te entra muy bien al alma. Los accesorios son importantísimos.

¿Cuál dirías que ha sido tu mejor look en la alfombra?
¿Te das cuenta de que llevo 20 años haciendo alfombras? (risas) Me encantó Premio Lo Nuestro el año pasado porque era un Rubin Singer rojo, justo cuando empezaba la época de Cinderella. Otro look que me encantó fue uno que usé en la alfombra de los 50 más bellos en 2009. Era un vestido blanco con zapatos de plumas de Louboutin. Raúl [de Molina] me los regaló. Hay momentos en la historia de la moda que marcan mucho y esos zapatos, cuando salieron, fue un escándalo.

RELACIONADO: Entrevistamos a Eiza González sobre su rutina de belleza

John Parra/Getty Images for Univision; Dimitrios Kambouris/WireImage for People en Espanol
Lili Estefan en Premio Lo Nuestro 2014 y la gala de Los 50 más bellos de 2009.

¿Quién es tu ícono de estilo?
JLo, for sure. Esa mujer se nota que lo trabaja, que lo vive, que se preocupa, que le encanta entretenernos. Ella cambia, ¡pero todo lo lleva con una seguridad! Es una de las mujeres que a través de los años, muy pocas veces tu dices ‘esto no me gustó’. Cuando tu miras una mujer en un desarrollo y un tránsito en la moda creo que Jennifer López ha sido increíble.

¿Qué tendencia es tu favorita para este otoño?
Me encanta que esté el denim por todos lados, en zapatos, carteras, ropa… Me encantan las faldas y los pantalones con cinturas altas, los pantalones largos, estrechos, acampanados… le da una elegancia a la mujer increíble. En colores, el blanco y el rosa. Me he comprado ahora todo en blanco.

Háblanos de tu amor por los zapatos.
Yo tengo un trauma personal con los zapatos porque fui bailarina toda mi vida hasta que me gradué de High School. Cuando empiezo en la televisión y dejo lo que es el baile profesional,  yo tenía los pies más horribles del mundo, los famosos juanetes. Los doctores me dijeron ‘tu tienes esos huesos ahí que son feos, pero estás saludable’. Un día en la piscina saco un pie arriba y la hija de mi tía Gloria [Estefan], Emily, estaba aprendiendo a contar. Y ella me está contado los dedos de los pies: 1,2,3,4,5 y 6. Cuando ella me cuenta el sexto dedo yo estoy delante de mis tíos y les digo ‘no me digan que no me opere, porque that’s it, yo no puedo vivir así’.

¿Y qué hiciste?
Sin decirle a nadie me opero, hago mi terapia, y empiezo ya a meter el pie y está el juanete todo marcado [en el zapato]. ¿Tu sabes lo que es tener que botar todo un clóset entero, todos mis zapatos de mis últimos 12 años? No los pude ni regalar. Tenía 31, 32 años, pero me acuerdo que dije ‘aún estoy a tiempo, me los compro todos nuevos’. Tuve que regresar a las tiendas y empezar a comprar zapatos pero ya era a cantidades. Me volví loca, más nunca fui la misma. Le perdí el respeto al dinero, le perdí el respeto a todo. Me acuerdo cuando compré los primeros Dolce & Gabbana, los primeros Giuseppe Zanotti.

FOTOS: Descubre los secretos de belleza de las candidatas a Miss República Dominicana US

No voy a preguntar cuántos pares tienes, pero ¿dónde los guardas?
El clóset mío en vez de crecer hacia lo ancho ha crecido a lo alto. Tenía un techo alto y el clóset es de un tamaño normal y yo cada seis meses llamo a un carpintero y pongo tablas, y pongo más tablas, y más tablas. Y mi marido me dice ‘¿adónde tu vas con esto? ¡Ya estás llegando al tope del techo!’ y yo digo ‘it’s ok’. Espectacular.

¿Dónde te gusta ir de compras?
Tengo muy poco tiempo para ir de compras. He tenido la suerte de tener un Saks cerca de casa y el Saks entero se desvive por vestirme. Me guardan cosas, me mandan cosas. No puedo coger todo el crédito de todo lo que uso, porque de verdad hacen un trabajo espectacular. Uno de los vendedores fue el que de verdad me cambió la vida. Él me dijo un día, ‘cuqui, ¿tu no te has visto tu figura? ¿Cuando vas a parar de mirar en lo que estás gastando y ponerte todo cosas de marca y de maravilla? Tu ya tienes 40 y tienes que vivir esto lo máximo’. Y es verdad que hay gente que te cambia la vida porque una vez que empiezas a gozarte la moda, es muy difícil salirte y no hacerlo. Ahora él está en el Bloomingdales de Aventura y se ocupa mucho de traerme cosas, de vestirme de ayudarme… Aunque no lo creas nunca he tenido el tiempo de ir hasta allá. Me lo traen todo, me mandan fotos. Hago shopping en el teléfono.

Un consejo para acertar con las compras sin derrochar.
Les recomiendo a todas las mujeres: tienen que comprar en el momento correcto. Eso no es de pararse, ir y comprar. Tienen que tener un vendedor, en la tienda tuya favorita, en los lugares, que te esté siempre buscando, de acuerdo a tu estilo. Tienes que tener un equipo, gente que te conozca y que diga ‘esto definitivamente es Lili’. Créeme que yo sola no puedo hacerlo. Eso es muy importante.

REGÍSTRATE AQUÍ PARA RECIBIR NUESTRO BOLETÍN

You May Like

EDIT POST