Cortesía: The Crossover Agency
July 08, 2010 AT 12:00 PM EDT

Hace tres años, el cantante Enrique Iglesias fue señalado de haber atropellado a la pequeña Susana Ochoa luego de salir de una estación de radio en Los Ángeles y, aunque la familia de la niña afirma que esta sufrió varias lesiones y que aún no ha recuperado del todo la movilidad de una pierna, el cantante niega que haya ocurrido tal accidente y asegura que hay otros intereses.

“Desafortunadamente es una cosa, yo simplemente estaba en el coche”, declaró el español de 35 años a Agencia México. “A veces es injusto porque es fácil demandar pero para eso están los juzgados, para eso esta la ley la autoridad y la justicia”.

El intérprete de “Bailamos” afirmó que es totalmente inocente de las acusaciones que se le imputan y agregó que el tiempo demostrará la verdad.

“Afortunadamente ya están viendo eso los abogados, ellos van a comprobar las cosas, pero sí te puedo decir que yo estuve ahí, no pasó absolutamente nada y eso es lo gracioso de todo esto”.

Y al ser consultado sobre su sentir por el paso de la selección española a la final del Mundial de Sudáfrica, el hijo de Julio Iglesias aseguró que está muy emocionado y espera celebrar el triunfo de su equipo con mucho licor.

“Para mi no hay otra cosa que ver a España en la final, se lo merece y me encantaría, sería mi sueño hecho realidad”, comentó. “Si gana no voy a poder ir a Sudáfrica, pero si triunfa me voy a emborrachar y me la voy a pasar muy bien”.

You May Like