NBC
Michelle Oyola
October 16, 2014 AT 04:04 PM EDT

Briana Aguirre, una enfermera del hospital de Dallas, TX, que trató el primer caso de ébola en Estados Unidos, aseguró que cuando el paciente llegó al centro sanitario desconocían lo que tenían que hacer. 

En una entrevista en el Today Show (NBC), Aguirre señaló que el personal sanitario carecía de la protección adecuada y hasta que llegó el paciente, Thomas Eric Duncan, “nunca habíamos hablado de ébola”.

En los tres años que lleva trabajando en el hospital Presbiteriano de Texas le ofrecieron “la opción de asistir a un seminario para informarse [del ébola], pero no eran prácticas. Tampoco era sugerido asistir”, contó.

RELACIONADO: Confirman segundo caso de ébola

Por ello, cuando llegó Duncan el personal desconocía el protocolo que tenía que seguir. “Fue una escena un poco caótica. Nuestro departamento de enfermedades veneras recibió preguntas sobre el protocolo y su respuesta fue: ‘Nosotros no sabemos. Te devolveremos la llamada’”, comentó Aguirre, quien tuvo bajo su cuidado a la enfermera Nina Pham, que adquirió el virus tras tratar a Duncan.

Aguirre señaló que le causó sorpresa el equipo de protección que les suministraron. “El hospital nos dio guantes, máscaras y trajes con capucha, dejando al descubierto varias pulgadas alrededor del cuello”.

La enfermera le preguntó al personal de Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) sobre los trajes, pero nunca la dieron una respuesta.

“¿Por qué me tendría que poner tres pares de guantes, tres pares de botas, un traje plástico cubriendo todo mi cuerpo mientras que mi cuello está expuesto?… Algo se puede acercar a mi boca o nariz”, observó Aguirre.

RELACIONADO: Chris Brown dice que el ébola es una forma de controlar a la población

En un comunicado, el hospital Presbiteriano de Texas defendió su actuación. Asegura que Duncan fue “puesto en un cuarto privado y aislado. El personal vistió todo el tiempo el equipo apropiado de protección”. Además, “el hospital siguió las recomendaciones del CDC cuando se despojaron de los desperdicios peligrosos”, agregó.

Si bien Aguirre no tuvo a Duncan bajo su cuidado, sí fue testigo de su llegada y dijo que el paciente fue ubicado en una área con “siete pacientes más”.

RELACIONADO: Muere el primer paciente con ébola diagnosticado en Estados Unidos

De contraer ébola, la enfermera aseguró que no quisiera ser ingresada en el hospital donde trabaja. “Trataría cualquier cosa para rechazar ser tratada [en el hospital Presbiteriano de Texas]. Me sentiría que corro un riesgo de ir a ese lugar. Si en realidad no tengo el ébola, lo puedo contraer ahí”, apuntó.

REGÍSTRATE AQUÍ PARA RECIBIR NUESTRO BOLETÍN 

You May Like

EDIT POST