Franco Origlia/Getty Images
jrotulo
April 20, 2014 AT 02:34 PM EDT

En un domingo soleado y ante más de 150,000 fieles que se acercaron hasta la Plaza San Pedro, el papa Francisco hizo un fuerte llamado a la paz en todas partes del mundo al celebrar la misa de Pascua.

Antes de impartir la tradicional bendición “urbi et orbi” —a la ciudad y al mundo— Francisco pidió por el cese de las tensiones en países como Ucrania y Venezuela, “para que los ánimos se encaminen hacia la reconciliación y la concordia fraterna”.

El Pontífice también rogó para que “cesen todas las guerras, toda hostilidad pequeña o grande, antigua o reciente”, recordando los conflictos en Siria, Irak, la República Centroafricana, Nigeria, y Sudán del Sur.

“Te pedimos por Siria: que cuantos sufren las consecuencias del conflicto puedan recibir la ayuda humanitaria necesaria; que las partes en causa dejen de usar la fuerza para sembrar muerte, sobre todo entre la población inerme, y tengan la audacia de negociar la paz, tan anhelada desde hace tanto tiempo. Te rogamos que consueles a las víctimas de la violencia fratricida en Irak y sostengas las esperanzas que suscitan la reanudación de las negociaciones entre israelíes y palestinos”, dijo.

RELACIONADO: El papa Francisco pidió llevar la fe “hasta los confines de la Tierra”

Asimismo, el papa hizo referencia al “flagelo del hambre, agravado por los conflictos y los inmensos derroches de los que a menudo somos cómplices… Haznos capaces de proteger a los indefensos, especialmente a los niños, a las mujeres y a los ancianos, a veces sometidos a la explotación y al abandono”, exhortó el Pontífice.

Llamándola “la buena noticia por excelencia”, Francisco explicó a los fieles el significado de la resurrección de Cristo:

“Este acontecimiento es la base de nuestra fe y de nuestra esperanza: si Cristo no hubiera resucitado, el cristianismo perdería su valor; toda la misión de la Iglesia se quedaría sin brío”, dijo, “pues desde aquí ha comenzado y desde aquí reemprende siempre de nuevo. El mensaje que los cristianos llevan al mundo es este: Jesús, el Amor encarnado, murió en la cruz por nuestros pecados, pero Dios Padre lo resucitó y lo ha constituido Señor de la vida y de la muerte. En Jesús, el Amor ha vencido al odio, la misericordia al pecado, el bien al mal, la verdad a la mentira, la vida a la muerte”, expresó.

Francisco saluda a los fieles durante la misa de Pascua en la Basílica de San Pedro. 
Giulio Origlia/Getty Images
Unos 150,000 fieles se acercaron a escuchar al papa Francisco en la misa de Pascua.
Franco Origlia/Getty Images

 

You May Like

EDIT POST