Paramount Vantage
Ernesto Sánchez / People En Español
January 09, 2008 AT 12:00 PM EST

Visita ShowBizCafe para satisfacer tu dosis de cine

Elenco: Daniel Day-Lewis, Paul Dano

Director: Paul Thomas Anderson

Libreto: Paul Thomas Anderson, basado en el libro “Oil!”

Género cinematográfico: Drama, tragedia

Clasificada: R, por escenas violentas

Calificación: A

La ambición sin límites es el tema universal del nuevo filme de Paul Thomas Anderson. No sólo en la temática que retrata, sino también en la manera en que realiza el filme, el guión por momentos excesivo (también de su autoría), la música terrorífica (cortesía de Jonny Greenwood, de Radiohead), y la actuación casi operática del personaje central, representado por Daniel Day-Lewis.

En efecto, There Will Be Blood es una película demasiado ambiciosa y, por lo tanto, peligrosa. Pero está tan bien delineada, que aunque en todo momento camine sobre la delgada raya entre lo excelente y lo pretencioso, nunca se cae ni da un mal paso en algún momento.

El hecho de que el director sea el mismo detrás de otros dramas contemporáneos de dimensiones épicas, como Magnolia y Boogie Nights, hace que el ejercicio sea sumamente interesante.

La película está situada a principios del siglo pasado, y retrata en un pequeño pueblo de California, los logros de un hombre que se dedica a expropiar petróleo para enriquecerse a sí mismo, disfrazándose ante el pópulo como el noble salvador que vino a mejorarles la calidad de vida.

Con pocos escenarios y personajes, y desoladas locaciones, el filme podría tener las características de todos los westerns y cintas de época del estilo, pero bajo la visión del hombre que realizó una película en la que una lluvia de ranas solucionó las crisis personales de sus personajes, no se puede esperar algo tradicional.

Por lo tanto, There Will Be Blood resulta una extrañísima experiencia, excitante, en la que una historia de época es filmada con técnicas cinematográficas muy estilizadas, con una fotografía de cinta contemporánea y musicalizada como si se tratara de un thriller de Alfred Hitchcock, pero con acordes que nunca antes habíamos escuchado.

Si a esto le agregamos que el trabajo desempeñado por Daniel Day-Lewis es tan, pero tan intenso que hace que uno empatice con él a pesar de todos sus defectos y terrible descomposición del alma que va sufriendo conforme aumenta su ambición, la película se convierte en un imán hipnótico.

Es difícil quitar la mirada de la pantalla a pesar de sus más de dos horas y media de duración a pesar de que la trama en realidad es muy simple: Day-Lewis quiere explotar el petróleo a costa de todo un pueblo, y su único enemigo, porque en realidad es igual a él, es un pastor que quiere dinero para sus propios intereses, disfrazados por su iglesia.

Aquí no hay lucha del bien y el mal, no hay personajes buenos ni bien intencionados, todos son ambiciosos a más no poder. Y la última escena, entre el pastor (espectacularmente interpretado por Paul Dano, el chico casi mudo de Little Miss Sunshine) y Day-Lewis es tan operática que parece sacada del génesis de la Biblia.

Características del DVD
– Disponible en edición de 1 y 2 discos
– La edición de dos discos incluye tres detrás de cámaras: – “Fishing”
– “Haircut / Interrupted hymn”
– “Dailies gone wild”
– 15 minutos de investigación realizada para la realizaciónd el filme
– Un documental en blanco y negro y silente, de 1923, que explica la historia del petróleo en EU
– Versión widescreen
– Disponible en DVD, a partir del martes 15 de abril

You May Like

EDIT POST