getty images
People Staff
January 13, 2006 AT 06:00 PM EST

Elvis Crespo se vio envuelto en una triste situación cuando llegó a un laboratorio en Río Piedras, Puerto Rico, para someterse un examen de ADN que determinará si la menor que tuvo en una relación extramarital y a quien reconoció hace tres años es su hija biológica.

En el lugar también se encontraba Sheila Ramos, madre de su supuesta hija, y la menor, Alanis Thais, quien según el diario Primera Hora al ver al merenguero gritó: “¡Ése es mi papá… ése es mi papá!”, ante lo que Crespo respondió con una fría indiferencia y evitó cruzar mirada con la pequeña. Más tarde, el cantante, que llegó acompañado de su esposa, Ana Ceruto, le esbozó una leve sonrisa a la niña mientras ella lo miraba y señalaba.

“Les voy a solicitar que me den la oportunidad de recibir los resultados, que son en las próximas dos semanas. Tan pronto tenga los resultados, mi relacionista pública, Helga García, hará un llamado a los medios de prensa y dará las razones”, señaló Crespo a la salida del laboratorio. Por su parte, Ramos señaló que no se sentía bien al tener que hacer pasar a su hija por esta situación y contó que a pesar de que la pequeña quería ir a pedirle la bendición a su supuesto padre, ella no se lo permitió “porque él no hizo el intento de acercarse a la nena”, comentó. En dos semanas sabremos cómo termina este melodrama.

You May Like

EDIT POST