Cortesía: Michael Becker/FOX
People Staff
March 12, 2009 AT 11:00 AM EDT

El sueño de triunfar en el programa de televisión American Idol (FOX) terminó anoche para Jorge Núñez, quien a pesar de ser uno de los intérpretes más destacados durante la octava temporada del show, no logró convencer al implacable jurado que lo sacó de la competencia.

“Lo siento, pero no”, fue la respuesta que el juez Simon Cowell le dio a Ryan Seacrest, animador del reality show, cuando éste le preguntó si el joven de 21 años continuaría en la competencia, minutos antes de que terminara la emisión. El puertorriqueño, quien fue uno de los dos hispanos en llegar hasta la semifinal, era uno de los tres concursantes en la cuerda floja, pues tuvo pocas llamadas del público. La otra concursante hispana es Alisson Iraheta, de El Salvador.

Con cara de sorpresa y evidente tristeza, el boricua le dijo adiós así a su deseo de obtener el contrato de 1 millón de dólares con una casa discográfica por el que los jóvenes compiten. Irónicamente, la canción que interpretó Núñez en su última presentación fue “Never Can Say Goodbye”, (Nunca puedo decir adiós).

Aunque los jueces habían elogiado en varias oportunidades la calidad vocal e interpretativa del concursante, también le habían criticado mucho su marcado acento latino a la hora de cantar.

You May Like

EDIT POST