Huáscar Robles
October 04, 2011 AT 06:00 PM EDT

No hubo truenos ni cohetes. El reencuentro de seis de los siete integrantes del grupo mexicano OV7 transcendió sin inconveniencias. Así nos revela la integrante Lidia Ávila, quien está agradecida de poder ver a sus compañeros de escenario luego de un limbo de siete años en el cual cada integrante ha rehecho su vida –no todos de forma constructiva– por supuesto.

El tiempo es tal vez el único obstáculo para los seis; Ávila, Ari Borovoy, Erika Zaba, Mariana Ochoa, M’balia Marichal y Óscar Schwebel, no son niños, y ahora que son adultos, las caderas no giran como antes. Con un álbum, Primera fila, que ya se hizo merecedor a Disco de Platino, el sexteto embiste contra el estrellato con una gira que dio comienzo en Puerto Rico y ahora se acerca al continente norteamericano.

¿Cómo te sientes con esta gira?
La verdad es que estamos bien contentos porque ya a estamos punto de arrancar. Tenemos varias fechas confirmadas. A un año de distancia de haber regresado a los escenarios como grupo estamos muy contentos y con muchas ganas de estar por allá.

¿No están todos, no?
Somos seis lo que estamos ahorita. La cuatro chavas, M’balia, Mariana, Erika y yo, y de los hombres Óscar y Ari. Cuando arrancamos este proyecto hace un año, pensamos en la última formación del grupo hace ocho años que era con Kalimba, pero por razones del destino y diferentes situaciones terminamos nosotros seis que al final de cuenta fuimos los que estuvimos desde el principio, desde 1989 hasta el 2003 que fue cuando nos separamos. Fuimos los pioneros y por algo se acomodan así las cosas y estamos muy contentos.

¿Hay alguna razón por la cual Kalimba no haya podido unirse?
Por razones laborales. Al principio estuvo en las primeras juntas del regreso pero al final no se pudo concretar por razones de itinerario y creo que Dios acomoda las cosas como tiene que ser. Estamos felices que somos los seis originales.

¿Tuvo que ver con su historial controversial?
No, esto fue mucho antes. Nosotros avanzamos antes de que ocurrieran los problemas.

¿Cómo se siente estar con el grupo de nuevo?
Estamos mejor que nunca. Va a sonar trillado pero es la verdad. Estamos contentos con todo lo que ha pasado. Nos han recibido de maravilla. Tenemos un disco padrísimo, Primera fila, donde tenemos tres temas inéditos y las canciones que fueran hits en el pasado con OV 7 con nuevos arreglos. Ha vendido más de 100 mil copias y llevamos más de 40 conciertos en gira. Nos estamos llevando como nunca. Somos como niños chiquitos.

Cuéntame una anécdota de esta gira de reencuentro.
Pues estuvo bien padre pues comenzamos a planificar el regreso justo un año antes de grabar el disco. Entonces estábamos en clases de canto, en clases de baile, de acondicionamiento y de pronto llegamos a las clases los primeros días y nos sentíamos… ya te imaginas. Aunque algunos nos mantuvimos en los escenarios no es lo mismo el ritmo de OV7 que es un grupo coreográfico y vocal, además la forma de bailar ha cambiado muchísimo, así que te imaginaras que estábamos atrofiados.

Háblame del disco “Primera fila”, ¿cómo describes el sonido del álbum?
Es un disco en vivo que trae un disco DVD que se hizo casi hace un año. Son 14 temas de los cuales tres son temas inéditos de grandes compositores que tienen una gran carrera como compositores. Es un sonido sin perder la escena de OV7, pero llevado a la actualidad. Las coreografías han cambiado un poco. Son llevadas a la actualidad.

Después de un tiempo de haber estar separado, ¿qué obstáculos han enfrentado y superado en el escenario?
Pues sabes que al principio [pensábamos] cómo iba a ser la convivencia, porque a pesar de que nunca nos dejamos de ver y nos encontrábamos en Navidad. Somos una familia. No es lo mismo volver a encontrarte con cinco personas que han cambiado al paso del tiempo. Estábamos temerosos de este convivio, de estar viviendo juntos 24 horas al día, siete días de la semana. La verdad es que, para sorpresa de todos, ha estado bastante bien. Estamos todo el tiempo juntos. Creo que la edad y los años no han servido para madurar y solidificar nuestra amistad.

¿Algunos de ustedes tiene hijos?, ¿cómo reaccionan a ver a los padres en el escenario?
Sí, Óscar y M’balia. Pues imagínate para la chicas de M’balia es nuevo pues ellas no habían nacido cuando ella cantaba. Ellas veían a mami como la que les da desayuno, la que hace pasteles con ellos, pero no conocían esa faceta de mamá artista, que canta, que va a un escenario que tiene fans que le piden autógrafos y fotos y están la niñas están fascinadas. El hijo de Óscar tiene mucho más conciencia de lo que es su papá. Hace siete años era muy chiquito. En la escuela le dicen que no pueden creer que su papá sea un miembro de OV7.

You May Like

EDIT POST