Andrea Franceschini/Pacific Press/LightRocket via Getty Images
People en Español
April 06, 2016 AT 03:41 PM EDT

Uno de los sueño de la pequeña Lizzi Myers, quien está a punto de perder la vista debido a un transtorno genético, era poder conocer al papa Francisco.

Este deseos se cumplió este miércoles en una audiencia general en el Vaticano, en el que la pequeña de 5 años de Bellville, OH, recibió la bendición del pontífice, lo que alimentó la pequeña esperanza de sus padres de que se produzca un milagro.

El papa Francisco toca los ojos de Lizzi Myers
Alessandro Di Meo/ANSA via AP

FOTOS: ¿En qué andan los famosos?

Lizzi, a quien no le han contado aún que en unos años probablemente perderá la vista y el oído, se encuentra en una especia de gira visual del mundo en la que sus progenitores quieren que vea lo que más tarde ya no podrá disfrutar con sus ojos.

Uno de los puntos en la lista era una visita a Roma para conocer al papa. Por eso la pequeña acudió con su familia a la misa del miércoles y ocupó unos asientos muy especiales en primera fila de la plaza de San Pedro. Al terminar, la pequeña pudo abrazar y hablar con el pontífice.

FOTOS: Famosos supervivientes del cáncer

“Estaba deslumbrada. Se puso a llorar”, contó a la prensa la mamá de la niña, Christine Myers, quien es católica y cuya familia pudo desplazarse a la capital italiana gracias a la generosidad de una aerolínea turca.

En el encuentro, Francisco le dedicó unos minutos a Lizzi y le colocó las manos en los ojos mientras la bendecía. 

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

“Si hay una posibilidad de un milagro, sería aquí”, resaltó el padre de Lizzi, Steve Myers.

You May Like

EDIT POST