Repertorio
Andrés Martínez Tutek/NYC
November 05, 2010 AT 05:00 PM EDT

Para los amantes de las telenovelas, el rostro de Elba Escobar resulta familiar, pues la reina de la televisión venezolana ha estado en decenas de películas y melodramas pero, a diferencia de sus personajes fuertes e intensos, esta vez la actriz está en Estados Unidos con la meta de robarle carcajadas a su público.

Y parece que no le costará mucho trabajo hacerlo, pues en el marco del evento “Venezuelans in New York Festival”, la actriz se toma por estos días las tablas del teatro Repertorio Español donde protagoniza el monólogo Mi marido es un cornudo donde reinvindica el derecho legítimo de las mujeres a ponerle cuernos a los hombres infieles.

“Estamos trayendo esta obra escrita por Elizabeth Fuentes que habla de ese derecho que se toman muchas mujeres que quieren seguirle el ejemplo a muchos hombres”, cuenta entre risas la venezolana de 54 años defendiendo a la autora de la pieza. “Ella se ha casado cuatro veces y ninguno de los maridos sabe a quién le ha montado cachos. Como Elizabeth es periodista, la historia está contada desde su punto de vista y aprovecha eso para defender su noble causa”.

En la obra, que lleva ya dos años de gira por diferentes lugares de Estados Unidos y países como Costa Rica, Escobar cuenta con mucho humor que investigaciones sobre infidelidad muestran que en países como Italia, las mujeres tienen más amantes que los hombres y que en este lado del hemisferio son las chilenas quienes resultan más infieles.

Pero la actriz asegura que a pesar de los tips sobre infidelidad que menciona en su monólogo, su intención no es hacer que las mujeres salgan de la sala a ponerle el cuerno a sus maridos sino que se trata de una terapia de pareja a través de la cual se le quiere mostrar al público el punto al que se ha llegado por tantos años de infidelidad masculina

“Al final hablo con la gente y les digo que lo que ocurre con las mujeres es que se han cansado de que el hombre se sienta con derecho de ser infiel y aunque eso trae la teoría de que ‘si tú me montas cachos pues yo también te los monto’, el punto aquí es analizar hacia dónde va el proyecto del amor”.

Ya que Elba habla con tanta propiedad del tema, se nos ocurre preguntarle cuál ha sido su experiencia en asuntos de infidelidad y aunque su respuesta suena a frase de cajón ella afirma que es del grupo de mujeres que jamás le ha puesto cuernos a nadie.

“Cada quien tiene el derecho de elegir como quiere vivir pues las opiniones son como las narices porque cada persona tiene una distinta, pero yo nunca he montado cachos ni he sido infiel”, afirma con mucha seguridad. “Es un asunto de familia, mis hermanos son fieles y no es cierto que el hombre por ser hombre tiene que ser infiel, que el hombre latino por estar en la calle tiene el derecho a ser infiel”.

Y al hablar de su personaje que como la canción colombiana “el santo cachón”, puso a su esposo en la línea de los cornudos, la legendaria actriz afirma que no es más que una mujer que entiende que la vida es un asunto de felicidad. “Ella, como la escritora, es una mujer que celebra la vida, es una militante de la felicidad y mientras má investiga sobre la infidelidad femenina menos culpa sentía”.

You May Like

EDIT POST