Mezcalent
Lena Hansen
November 13, 2013 AT 01:50 PM EST

Acostumbrarse a su vida fuera del grupo Garibaldi no fue fácil para Charly López.

“Nuestra juventud nosotros la pasamos viajando, viviendo en hoteles, teniendo experiencias muy padres pero para mí fue como una pausa en la vida”, dice López a People en Español sobre sus años con el recordado grupo mexicano. “A mí en lo personal me afectó”, admite. “Cuando salí del grupo tenía dinero, fama, y me volqué a hacer negocios y a trabajar, pero también a la fiesta”.

Ese vacío, entre otras razones, lo hizo refugiarse en el alcohol, según cuenta. “Desahogarte en el alcohol o en las drogas —en mi caso fue en el alcohol— era un medio de anestesiar los problemas y no enfrentarlos. El alcohol es depresivo y más me iba a hacer tocar fondo”.

Fue por que eso decidió combatir esta tentación. “Por convicción propia dejé de tomar, porque no me caía bien y en lugar de hacerme sentir mejor, me sentía peor. Tomé la decisión hace dos años y medio y me he sentido muy bien. No he necesitado tomar. Me he dedicado a hacer ejercicio, a mi familia, a mis negocios”.

¿Qué lo ayudó en este proceso de rehabilitación? “Estuve yendo a mis terapias. Es aceptación. Hay cosas que no está en nuestras manos solucionar. Me entró una depresión muy fuerte”, añade. “Uno carga con culpas que no le corresponden, con problemas de mucho tiempo atrás. Me he ido quitando todos esos costales de encima y ahora viajo un poco más ligero”.

Hoy la vida le sonríe y está lleno de nuevos proyectos, como regresar a la televisión en México en el rol de ejecutivo y animador de una nueva televisora. Aunque no quiso dar más detalles por ahora, nos dijo que también sigue desarrollándose como empresario con sus discotecas Women’s Club y Congo.

“El depender del medio artístico es muy difícil. La gente piensa que eres millonario porque sales en la tele”, dice. “La realidad es que hay que trabajar mucho”.

También disfruta de la compañía de su hijo Emiliano, de 14 años, fruto de su fallido matrimonio con la conductora de televisión mexicana Ingrid Coronado. “Mi hijo vive conmigo hace un año. Vino a darme a mi una estabilidad emocional muy padre”, cuenta, y agrega que va con el adolescente al gimnasio, a cenar y al cine en sus ratos libres. “Es la mejor etapa de mi vida”.

You May Like

EDIT POST