Getty Images
People Staff
January 31, 2005 AT 01:50 PM EST

Raúl de Molina no anda con la risa a flor de piel por estos días. El popular conductor del programa farandulero El Gordo y la Flaca (Univisión) recibió un serio diagnóstico médico que tal vez lo obligará a visitar el quirófano, dijo a PeopleenEspanol.com una fuente cercana a De Molina.
El presentador y su familia están pasando por difíciles momentos. Pronto, el compañero de Lili Estefan deberá decidir si se somete a una operación para superar la enfermedad, la que podría alejarlo de la pantalla por un tiempo. La misma fuente comentó que el gordo más simpático de la farándula informará en los próximos días a su público, a través de su programa, sobre la situación que está atravesando.
A pesar del duro trance por el que pasa, De Molina no está solo y cuenta con todo el apoyo de su familia, especialmente de su esposa y de su hija Mía, con las que reside en Miami y quienes suelen acompañarlo en sus diferentes actividades. Y sin duda también recibirá todo el cariño de los televidentes. ¡Mucha suerte!

You May Like

EDIT POST