People en Espanol logo

Manténgase conectado

Suscríbete

Anúnciate con nosotros

Más

Skip to content

Article

El desafío de Ilia Calderón

Publicado

Ilia Calderón suena tranquila. Después de dos operaciones, dos biopsias y el fantasma del cáncer, la presentadora de Noticiero Telemundo del fin de semana por fin puede respirar tranquila.

Tras detectar a fines de año que algo no andaba bien con su salud, la periodista colombiana de 33 años se enteró en enero que tenía varios tumores en el útero, tal como le había ocurrido a su madre anteriormente y como tiene ahora su hermana. Al susto inicial lo reemplazó la tranquilidad de saber que había solución y de que los tumores no eran cancerígenos.

Recuperándose en su apartamento en Downtown Miami y luego en su primer día de regreso a Telemundo, Calderón habló en exclusiva con PeopleenEspañol.com de su enfermedad.

¿Cómo estás?
Bien. La biopsia salió bien, no hay señales de cáncer por ningún lado. Hoy (lunes) regresé al trabajo, pero sólo medio tiempo hasta el 30 [de julio]. Me siento mucho mejor, pero tengo que caminar lo menos posible. [Me lo tengo que tomar] con mucha calma.

¿Cuál fue el diagnóstico?
Era un tumor dentro del útero. Yo me hice una primera intervención en marzo, que fue una histeroscopía –una intervención intravaginal con la que destruyen parte del tumor. Pero había una parte que estaba muy pegada del útero y el doctor no quiso arriesgarse a dañarlo y sólo quitó un pedazo. Lo que descubrimos después fue que el tumor se reprodujo y creció muy rápido, [por lo] que era mejor operarlo. Me extirparon ese tumor, me encontraron otro más pequeño y también me encontraron endometriosis, que es el endurecimiento de las paredes del útero.

¿Qué hubiera pasado si no te operabas?
Si yo no lo me lo hubiera operado, lo que hubiera pasado probablemente es que el tumor habría seguido creciendo hasta casi ocupar todo el espacio del útero. Primero, no podría ser madre o si llegaba a quedar embarazada con toda seguridad lo iba a perder. Y segundo, si es tan grande -que es el caso que le ocurrió a mi mamá cuando tenía 34 años– (…) [hay] que retirar el útero completo. Y eso le pasa a muchas mujeres que no se dan cuenta a tiempo.

¿Cuáles son los factores de riesgo?
Es muy común en mujeres mayores de 30 años que no han tenido hijos. Es más [frecuente] de lo que la gente piensa y lo que yo creo es que la gente no está muy alerta de lo que puede llegar a pasar por esto.

Desde un punto de vista más personal qué te pasó a ti durante todo este proceso. ¿Tuviste miedo?
Claro, cuando por primera vez mi mamá me dijo yo creo que puedes tener un tumor en el útero me sentí morir, porque yo me acuerdo de la experiencia de ella. Yo me acuerdo a que ella le retiraron su útero, le dio la menopausia prematura, que tuvo que empezar a tomar hormonas y subió de peso, que le cambiaba el estado de ánimo. Entonces yo me imaginé el peor de los casos: no poder ser mamá y tener que pasar por todo ese proceso que mi mamá paso. Y después también pensar que podría ser peligroso, que podría ser cancerígeno, porque no siempre son buenos.

¿Quién te apoyó durante todo este proceso?
[Mi novio], él todo el tiempo ha estado conmigo, como mi familia no está acá, yo estoy con él todo el tiempo. Él me ha acompañado en las cirugías, él es el que se queda conmigo en la clínica , el que cuando tengo mis dolores me entiende. Me ha visto llorar, me ha visto en todo. Entonces el apoyo de él ha sido súper importante. Me dice: tú eres un soldado ya pasaste lo peor, vamos pa’ delante. No se despega de mí ni un minuto. Por supuesto mi mamá, mis hermanas por teléfono, me llaman todo el día, me tranquilizan.

Tu útero está bien ahora. No vas a tener problemas para embarazarte
Sí, va a estar todo bien. Mi médico es pronatalidad, así que él sabía desde el comienzo que mi prioridad era cuidar mi útero. Porque yo sí quiero ser madre, no ahora porque no tengo ningún apuro, pero sí quiero estar bien para cuando decida hacerlo.

¿Por qué decidiste hacer público algo tan personal?
Porque quiero crear conciencia. Cuando yo lo empecé a conversar con mi nivel más íntimo de amigas, una me decía: ‘A mí me pasa igual’. La otra me decía: ‘A mí también’. Entonces empecé a leer e investigar un poquito más acerca del tema y me di cuenta de que es más común de lo que la gente cree y de que no hay una conciencia real sobre esto que también puede ser peligroso.

Y ahora quieres hacer una campaña pública
Justamente ahorita tengo que ponerme a trabajar en eso con la compañía, pero sí tenemos pensada una campaña en Telemundo un poquito más grande. Ya hablé con Dan Brown, presidente de Telemundo, a quien le pareció muy interesante. Por ahora la idea es estar en todos los programas, ir a visitar las estaciones locales, estar en la ferias que hablan de la familia y de la salud y también en los diferentes hospitales que atienden a la población inmigrante, que es por lo general la que menos tiene cuidado de estas cosas.