getty images
People Staff
March 29, 2007 AT 05:10 PM EDT

Renán Almendárez, más conocido como el Cucuy de la Mañana, se presentó hoy (jueves) a una audiencia en la Corte de San Fernando, CA, para enfrentar los cargos de violencia doméstica que pesan en su contra, pero el juez no llegó, por lo que la cita se suspendió. Sin embargo, el locutor radial, de 53 años, aprovechó para desmentir problemas en su matrimonio.

“Aquí estoy enfrentando a la justicia para esclarecer cosas [sobre las] que a veces hay otras opiniones”, señaló a los medios de comunicación mientras un grupo de seguidores apostados afuera de la corte lo apoyaba con pancartas y gritos. Los problemas para Almendárez surgieron el 1 de enero, luego de que la policía llegara a su domicilio alertada de supuesta violencia doméstica. “Lo que hemos hallado en nuestra investigación es que hay varias alegaciones contra el señor por crímenes de violencia doméstica y amenazas criminales hechas en persona y vía telefónica a su esposa y a un policía que se encontraba ese día investigando el caso” explicó entonces el oficial Michael Burditt.

Lo que sorprendió más tarde fue que el locutor llegara con su esposa, Virginia, a la primera cita en la corte para revisar el caso y ella misma desmintiera haber sido víctima de violencia doméstica. De acuerdo a varios medios, el caso ha erosionado la relación de la pareja y hasta se ha hablado de divorcio, rumores que el locutor se encargó de desmentir. “No me voy a divorciar. Estamos más unidos que nunca”, afirmó.

You May Like

EDIT POST