NEW LINE CINEMA
Jack Rico / ShowBizCafe
November 15, 2007 AT 02:00 PM EST

Visita ShowBizCafe para satisfacer tu dosis de cine

Elenco: John Leguizamo, Javier Bardem, Catalina Sandino Moreno, Héctor Elizondo, Laura Harring, Giovanna Mezzogiorno, Ana Claudia Talancón, Liev Schreiber, Benjamin Bratt

Libreto: Ronald Harwood

Director: Mike Newell

Clasificada: R, por contenido sexual, desnudos, y lenguaje adulto

Calificación: D+

Cuánto esperaba que El amor en los tiempos del cólera estremeciera los cimientos de la sala de cine donde me senté a verla. Como cineasta colombiano de la región costera, y amante a las obras de Gabriel García Márquez, añoraba ver un filme que se atreviera a interpretar sus palabras en la pantalla gigante con la misma convicción que tuvo Gabo cuando declaró “hay que ser infiel pero nunca desleal”.

A la hora de adaptar al cine esta novela romántica de proporciones épicas, Mike Newell, el director inglés, no se desvía tanto de la historia pero apenas logra tocar la superficie de la idiosincrasia, el humor, y los sentimientos presentes en el texto del autor colombiano.

Son estas las riquezas que Newell decidió dejar por fuera ya sea por la presión de la distribuidora o porque sencillamente no pudo reconocer el verdadero valor de la temática, los personajes, y el mundo donde se desenvuelven.

Para aquellos que no se hayan leído la novela, El amor… es una crónica entre los siglos 19 y 20 donde el joven Florentino Ariza (Javier Bardem) se enamora de Fermina Daza (Giovanna Mezzogiorno) y a los 50 años, nueve meses y cuatro días de haberle profesado amor, lo hace una vez más.

Lo increíble, es que Márquez relata la historia sin ser cursi y al final nos hace creer que las promesas de amor sí pueden durar toda una vida. Tristemente, en la adaptación, el guionista, por alguna razón u otra se ve apresurado para contarnos todos los eventos que nos llevan al encuentro culminante entre Florentino y Fermina.

Lo que no comprende Harwood (o el estudio) es que sin brindarle el debido tiempo a estas escenas y a el desarrollo de Juvenal Urbino (Benjamin Bratt), la otra pieza relevante por ser el esposo de Fermina, el clímax de la cinta es menos impactante y suele ser un poco banal.

No obstante, el crimen más grande que cometen mucho de los estudios norteamericanos es el de insistir en que películas como ésta se hablen en inglés. No puedo recalcar más lo ridículo, absurdo, e inconcebible que es ver a un elenco completamente latino hablando inglés con un acento colombiano. Hay momentos vergonzosos, como el de John Leguizamo, donde en una ocasión se le sale el acento neoyorquino.

Al menos, una decisión sí estuvo bien tomada. El filme se rodó en Cartagena de Indias, y no es porque sea colombiano, pero se ve preciosa proyectada en 35 milímetros. Creo que hasta el director menos indicado para el trabajo admitiría que la localización es irreemplazable.

Aunque tuvieron papeles reducidos, las actuaciones de Catalina Sandino Moreno y Angie Cepeda saltan de la pantalla y discretamente nos tocan el hombro para dejarnos saber a quién realmente le pertenecía el papel de Fermina Daza. El español Javier Bardem por su parte, no hace mal su trabajo pero les garantizo que le hubiera sacado más provecho si, nuevamente, la cinta fuese hablada en castellano. También quiero notar que las composiciones de Shakira, complementaron muy bien la banda sonora.

You May Like

EDIT POST