Getty Images/ Rich Polk
Carolina Trejos
January 20, 2016 AT 03:08 PM EST

Tras rescatar a un joven de un auto en llamas frente a su casa, el actor Jamie Foxx no quiere sacar pecho ni que le cuelgen medallas.

“No soy un héroe”, aseguró el el martes a la prensa el protagonista de Ray, por la que se ganó un Oscar. “Pero tenía que hacer algo”.

El actor de 48 años estaba en su residencia de Hidden Valley, California, el lunes por la noche cuando escuchó un estruendo. Salió y se encontró con un auto volcado y en llamas en el que parecía haber una persona atrapada. 

FOTOS: ¡Mira en que andan los famosos!

Pese al peligro, el actor logró sacar del auto a Brett Kyle, de 32 años, con la ayuda de otra persona que pasaba por el lugar. Según las autoridades, Kyle conducía bebido cuando tuvo el accidente frente a la casa de Foxx.

Al día siguiente, el padre de Brett, Brad Kyle, visitó al actor para agradecerle su valentía.

<script type=”text/javascript” charset=”UTF-8″ src=”http://“>www.nbcnewyork.com/portableplayer/?cmsID=365873541&videoID=i…

“Sea una persona famosa o no, me siento contento, estoy muy feliz”, dijo Kyle entre leagrimas. 

Jamie Foxx y el padre del conductor accidentado, Brad Kyle.

Foxx también compartió una foto del encuentro en Instagram.

“Conocí al padre del joven de anoche”, escribió debajo de la foto. “Es todo lo que importa. Que un hombre, un hijo y la vida de un hermano se salvó anoche. Dios tenía sus brazos alrededor de todos nosotros. No héroes. Solo padres felices”, agregó.

Corinne Foxx, la hija de 21 años del actor, comentó en Twitter la actuación de su padre.

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

“Acabo de hablar con mi papá … Absolutamente descabellado. Ese hombre realmente tenía ángeles observándolo. Sin duda una situación de vida o muerte”, tuiteó.

You May Like

EDIT POST