Telemundo
Lena Hansen
August 01, 2008 AT 01:10 PM EDT

Sólo una mujer como la legendaria y temible Bárbara Guaimarán podría reemplazar el vacío que deja Victoria Santiestebán, la protagonista de la ya finalizada y exitosa telenovela Victoria, en las noches de Telemundo. Pero la mexicana Edith González viene preparada a enfrentar este reto en la telenovela Doña Bárbara. Inspirada en la novela del escritor venezolano Rómulo Gallegos, esta historia la podremos disfrutar a partir del lunes 4 de agosto, a las 9 PM. Hora del Este, por dicha cadena.

Ante la pregunta de si le preocupaba que su interpretación de este personaje literario se comparara a la de su compatriota María Félix en la película Doña Bárbara (1943), la actriz de 42 años respondió airosa que “siempre van a haber comparaciones”, pero tiene fe en la suya. Además aclaró que María Félix fue una mentora. “Aunque suene poco modesto, puedo decir que la Doña me quería un chorro”, dijo refiriéndose a Félix. “Sé que ella me estaría aplaudiendo y me apoyó mucho en muchas cosas de mi vida”.

Según la actriz, su interpretación de Doña Bárbara –heroína que tras ser violada en su adolescencia se vuelve vengativa y llega a conocerse en sus tierras como “la devoradora de hombres”– es atípica. González saca a relucir su lado tierno y vulnerable. “Doña Bárbara está puesta como la gran salvaje”, nos dice. “Yo la veo más como un ser desprotegido y que por eso toma esa coraza de bárbara, de incivilizada, de pisar por donde se le ocurre”.

Sin embargo, el amor del abogado Santos Luzardo, encarnado por el peruano Christian Meier, logra domarla. González describe el amor entre estos dos personajes como una atracción entre opuestos, “lo civilizado contra lo incivilizado, el remanso contra lo intempestuoso e impulsivo”.

Y, ¿cómo es trabajar con Meier? “¡Esta feísimo!”, bromeó la guapa actriz. “Yo lo describo como James Bond, no suda, no lo pican los mosquitos y nunca se despeina”, dijo la actriz de Meier, su galán en pantalla. “Es bastante humillante para mí como sexo femenino. Yo sí sudo y me despeino. El siempre está impecable. Me desespera un poquito”.

También la desespera el estar lejos de su hija, Constanza, de 4 años, quien permanece en México mientras ella graba la producción en Colombia. Aunque dice que tiene planes de pronto traer a su hija a quedarse con ella en el país sudamericano, por lo pronto se comunican por medio de cámaras cibernéticas.

“A diario nos vemos a través de Skype. Ayer tuvimos una conversación de 45 minutos donde ella me dibujaba cositas y me lo enseñaba en la pantalla”, contó González, quien afirma que esta tecnología la mantiene conectada a su hija y “hace lo difícil un poquito más fácil”.

La actriz también habló sobre su salida de Televisa, empresa que la formó como actriz, aclarando que fue una transición muy cordial. “Mi contrato fue directamente negociado entre Televisa y Telemundo”, dijo González. “Estoy fuera pero no he dejado de tener la mano amiga de Televisa”.

Una vez que finalicen las grabaciones, su agenda ya está llena para el 2009. La histrión nos reveló que recibió la oferta de protagonizar la película Obsesión, producida por Riverside Entertainment Group, la compañía productora del actor puertorriqueño Osvaldo Ríos. En este film formaría parte de un triangulo amoroso junto a personajes interpretados por Ríos y Adamari López. También será la co presentadora en octubre, junto al actor Juan Ferrara, del concierto que el tenor Plácido Domingo ofrecerá junto a la sinfónica de Yucatán en las ruinas mayas de Chichén Itzá. Y, por si no fuera poco, se prepara para protagonizar una obra de teatro en México. ¡Qué bárbara, Edith!

You May Like

EDIT POST