Getty Images
Katiuska Silva
October 23, 2015 AT 04:29 PM EDT

Ya sé que para tomar una se requiere de mucho valor y que, a medida que llegue el invierno, serán casi imposibles. Pero la verdad es que cuando compruebes los beneficios que trae un baño de agua fría para el sistema inmune, la piel y el cabello, comenzarás a pensarlo mejor.

Si bien las duchas de agua caliente son relajantes y placenteras, las de agua fría son estimulantes y, por lo tanto, son perfectas para comenzar nuestro día, sobre todo si amaneces cansada. El truco está en arrancar con agua cálida e ir bajando la temperatura hasta sentir que recorre perfectamente la espalda, el tronco y las piernas.

FOTOS: Productos estelares

Una de sus principales ventajas es que tonifica los músculos, lo cual complementa nuestro trabajo en el gimnasio y aleja la temida flacidez. Por si fuera poco, alivia los dolores de las piernas y mejora la circulación.

Pero la piel es la principal beneficiada del agua fría. Yep. Si tienes problemas de acné, el frío funciona como astringente y cerrará los poros. Así mismo, evitará que la piel se reseque, muy común si te duchas con agua caliente. Y si despiertas con bolsitas debajo de los ojos, el frío del agua ayudará a desinflamar un poco la zona.

FOTOS: El regreso de la gamuza

En la cara, permite que el enrojecimiento facial se calme. Si usas agua helada antes de maquillarte, estarás igualando los matices de tu rostro y comenzarás a “destruir” las líneas de expresión.

Las duchas con agua fría tienen un efecto visible en el cabello: luce más brillante y atractivo pues mejora los folículos del cuero cabelludo y los hace más resistentes, flexibles y manejables.

REGÍSTRATE AQUÍ PARA RECIBIR NUESTRO BOLETÍN

Se dice que estos baños también sirven para prevenir la calvicie y para eliminar la caspa de manera natural. El agua caliente, por el contrario, abre los poros y hace que se produzca más sebo, lo que desluce su aspecto de limpio. ¿Necesitas más razones?

You May Like

EDIT POST