Getty Images
People Staff
March 25, 2009 AT 05:00 PM EDT

Mientras los seres queridos de la actriz Natasha Richardson –quien murió la semana pasada tras una caída que sufrió al esquiar – continúan su luto, estos han decidido donar sus órganos a los pacientes del hospital Lenox Hill de Nueva York, en donde la actriz pereció.

“La donación de órganos es algo que iría muy de acuerdo con ella”, dijo un amigo de la familia a la revista PEOPLE. “Ella se la pasó mucho tiempo luchando contra el estigma del sida. Alguien así, naturalmente donaría sus órganos. Al menos, con esto, algo bueno puede salir [de la tragedia]”, agregó.

Richardson, de 45 años, murió luego de sufrir una caída en las montañas canadienses el pasado 16 de marzo cuando tomaba una lección de esquí. Dos días después, cuando los médicos declararon que tenía muerte cerebral, su familia decidió desconectarla del respirador artificial que la mantenía con vida y la autopsia mostró que la actriz tenía un derrame de sangre entre el cerebro y el cráneo.

El actor Liam Neeson, de 56 años, con quien la actriz estuvo casada durante 14, ha tratado de lidiar la situación junto a sus hijos, Micheal, de 13 años y Daniel, de 12. “Liam está bien”, dijo Blaine Trump, amiga de la familia, quien agregó que “tomará tiempo para que asimilen lo ocurrido”.

You May Like

EDIT POST