Cortesía
Armando Correa
June 25, 2015 AT 04:17 PM EDT

El día que el multimillonario Donald Trump anunció su candidatura a la presidencia de los Estados Unidos intentó congraciarse con los votantes racistas y antiinmigrantes de este país con una diatriba contra los hispanos, más bien contra los mexicanos. “Cuando México envía su gente, no envían a los mejores. Envían gente que tienen muchos problemas”, dijo ante las cámaras, el hombre que vive licenciando su apellido a cuanto edificio y campo de golf se construya. Para Trump, los inmigrantes mexicanos  se dedican a “traer drogas, comenten crímenes, son violadores y, supongo que algunos, son buenas personas”. Qué bien que supone que hay algunos buenos, ¿no?

Para Trump, la mayoría de los casi 34 millones de hispanos de origen mexicano que hay en Estados Unidos son delincuentes. La ironía es que muchos de ellos trabajan o han trabajado para sus negocios.

Eugenio Derbez: “Los comentarios de Donald Trump son totalmente racistas”

Lo cierto es que cada vez que hay elecciones en este país, sale a relucir una payasada, por no decir un payaso. Ya pasamos por Sarah Palin, ahora nos toca un Donald Trump—nuevamente. Al aspirar a la nominación de su partido instigando el odio étnico, impulsando la idea de levantar un muro entre la frontera entre Estados Unidos y México, y diciendo que él será el Dios de los creadores de empleos piensa que va a ganar las elecciones.

De hecho, lo que ha provocado el señor Trump han sido burlas. De él se espera cualquier babosada, pero su punto de vista y su prejuiciada retórica son de temer. Por eso, cuando hoy me levanté con la noticia de que el talentoso artista colombiano J Balvin había decidido cancelar su participación en el certamen de Miss USA — el señor Trump es uno de los dueños—, me sentí satisfecho porque al menos alguien estaba decidido a no seguirle el juego al magnate. Balvin cancelaba su primera participación en la televisión nacional simplemente porque “era mi responsabilidad social”.

Los famosos continúan expresando su rechazo al discurso de Donald Trump

Y Univisión, la cadena hispana número uno de Estados Unidos, recién envió un comunicado anunciando “que la empresa está poniendo fin a su relación comercial con la Miss Universe Organization, que pertenece en parte a Donald J. Trump, como consecuencia de sus comentarios ofensivos sobre los inmigrantes mexicanos”.

Ahora me gustaría saber cuál es la reacción de la actual Miss México. Ya la última Miss Universo mexicana, Ximena Navarrete expresó que aunque él la trató muy bien durante el año que trabajó para él, ella no tolera ni la discrimación ni el racismo.

Por su parte, Emilio Estefan, que ha sido jurado del certamen de Miss Universo, dijo en Miami que se abochorna de que “Trump piense que los latinos hemos venido a Estados Unidos a violar”.

Estoy de acuerdo con el reconocido periodista mexicano Jorge Ramos, al escribir en su blog que Donald Trump “ya perdió el voto latino y, por lo tanto, la Casa Blanca”. ¿Alguien lo duda?

A él me uno, y espero que ustedes también, a gritarle al unísono a Donald Trump: “You are fired!”.

REGÍSTRATE AQUÍ PARA RECIBIR NUESTRO BOLETÍN

You May Like

EDIT POST