National Records
Vicglamar Torres/NYC
March 04, 2011 AT 06:00 PM EST

Si José Luis Pardo la ha pasado bien con Los Amigos Invisibles a lo largo de más de veinte años, sin embargo la ha pasado mejor realizando su primera producción discográfica como solista llamada Free. “Cuando terminamos de grabar Commercial – la producción más reciente de la agrupación – me quedé como con ganas de seguir haciendo cosas”, comenta el músico venezolano, cuya cabellera se ha convertido en su sello inconfundible.

Con la multipremiada banda, DJ Afro ha recorrido el mundo entero. Los Amigos Invisibles, con su alta factura musical se han ganado el aplauso del público y de la crítica a punta de talento. Su buen sentido del humor los ha ayudado a tocar temas diversos, siempre a ritmo de “gozadera”. Han hablado del amor, de las relaciones de pareja, de las infidelidades y hasta de algunos temas sociales bastante serios, pero a un ritmo en el que han hecho bailar y reír a públicos de distintas edades. Pero, al parecer, el plato de Pardo no estaba lleno y su creatividad necesitaba seguirse expresando. “Estaba como efervescente. Más alborotado que un Altka Seltzer“, comenta el músico, quien además deja claro que lo suyo es hacer música por pasión, por vicio, por gusto y por ganas de seguir explorando, pero no por el sueño de alcanzar un público masivo.

“A estas alturas de mi vida y de mi carrera, tengo muy claro que no soy Shakira ni Enrique Iglesias y me gusta que sea así”, dice el joven que vive en Nueva York desde hace diez años y para quien la ciudad se ha convertido en un motivo de inspiración.

“Yo viajo burda [mucho] con Los Amigos Invisibles y eso me hace muy feliz, pero a la vez empecé como a darme cuenta que viviendo en un lugar privilegiado como éste, estaba perdiendo la esencia de lo multicultural que es justamente lo que hace mágica esta ciudad. Así que empecé a experimentar”.

La necesidad de buscar nuevos sonidos, lo llevó a tantear de nuevo sus posibilidades como DJ y la nocturnidad le dio la oportunidad de “escuchar muchas cosas. Era impresionante porque sentía como si cada vez se me abrían más las ganas de grabar más y más cosas”. Lo que al principio nació como un ejercicio de experimentación musical, donde se iban sumando voces por la mera necesidad de buscar una nueva sonoridad, de pronto se fue transformando en un disco. “Cuando llevaba como la quinta canción me di cuenta que tenía un potencial disco en las manos”.

A eso hay que sumarle, que la casualidad o la causalidad lo llevaron a su Caracas natal y estando allá se enteró de que un consagrado músico venezolano lamado Guillermo Carrasco – ícono musical de los ochenta– se sentía decepcionado de la industria musical y que incluso estaba pensando hasta en retirarse. “Cuando me contaron eso no lo podía creer porque él es como el Al Jarreau venezolano, así que un pana [amigo] me dio su email y de inmediato le mandé un correo, diciéndole que no nos podía abandonar. Hasta le dije que él era mi héroe musical”. Para sorpresa de Pardo, Carrasco no sólo le respondió sino que a los pocos meses en medio de unas buenas copas de vino, estaban componiendo juntos el tema “Dónde estás”, cuya calidad puede ser reconocida por cualquiera que le guste la música.

En otras canciones como “Este bolero es para ti”, en el que colabora Heather Buck, el “peludo de Los Amigos”, llegó a mezclar la ópera con los ritmos latinos. “Nos conocimos en Fire Island y estuvimos hablando por horas antes de que me enterara de que Heather era cantante de ópera. Cuando vino al estudio, grabamos su parte en media hora. La verdad que para mí fue un placer y una lección grabar con alguien tan disciplinado como ella”.

El resto de las canciones que componen Free, nacieron de la misma manera: de una forma orgánica y natural. “Son producto de lo que llamamos en mi país un ‘vente tú’ que no es más que una reunión informal de amigos”. Esa misma naturalidad con la que se dio todo el proceso hizo que José Luis Pardo se sintiera totalmente libre. De allí el nombre del disco, pero esa libertad creativa no significa para nada que se separe de Los Amigos Invisibles. “No, para nada”, corrobora el músico. Aunque ya los otros miembros de la banda se encargaron de aclarar en una entrevista anterior con PeopleEn Espanol.com que ellos son como un matrimonio sin celos y sin sexo.

You May Like

EDIT POST